Un antiguo alumno del Centro Politécnico de Sueca, José Tomás, entregó a la ciudad de una antigua composición musical, en forma de himno, que cantaba el coro del colegio en la década de los años 50. En concreto, la donación consistió en un cd con la grabación de la pieza musical, la letra de la misma y una fotografía de los miembros del coro. El material se preservará en la biblioteca.

Con el paso de los años, según cuenta José Tomás, el grupo que formaba el tercer curso de bachiller siguió tarareándolo en las distintas ocasiones en que se reunían y, de esta manera, el himno ha continuado estando presente siempre entre ellos. Aunque no se conservaba la partitura y se desconocía la autoría original, el recuedo popular la ha devuelto a la memoria para la ciudad.