Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los refugios podrán acoger hasta 600 perros y se apoyarán en protectoras

El servicio mancomunado de La Ribera y la Safor abarcará una población de 236.281 habitantes

Albergue de animales de La Safor en una imagen de archivo. | XIMO FERRI

Albergue de animales de La Safor en una imagen de archivo. | XIMO FERRI

Los refugios de animales que impulsan de forma coordinada las mancomunidades de La Ribera y La Safor en l’Alcúdia y Tavernes de la Valldigna tendrán una capacidad máxima de 600 perros entre ambos y está previsto que se gestionen con el apoyo de protectoras, un factor que ayudará a reducir los costes estimados en el primer estudio económico presentado en octubre -entonces sólo a los alcaldes de La Ribera que habían mostrado interés- de forma que, a la espera de obtener posibles ayudas de otras entidades públicas, la cuota que deberán abonar los ayuntamientos para financiar la construcción de los albergues y el mantenimiento del servicio se ha fijado en 1,3 euros por habitante y año.

El servicio mancomunado abarcará una población de 236.281 habitantes, de los que 183.406 corresponden a los vecinos de los 30 pueblos de La Ribera que se han adherido y los otros 52.875 a los 21 municipios de La Safor que también han decidido participar. Todos los ayuntamientos asumen un compromiso de permanencia durante diez años, el plazo de amortización del préstamo que se prevé concertar para financiar las obras.

La reunión celebrada el miércoles en Alzira para dar lo que se presume el impulso definitivo al proyecto sirvió para concretar que las mancomunidades delegarán la gestión del futuro servicio de recogida, mantenimiento, acogida y adopción de animales en el Consorcio de la Ribera, que agrupa a los entes supramunicipales de La Ribera Alta y La Ribera Baixa, así como la voluntad clara de que la gestión del servicio sea pública y se apoye en protectoras de animales, como ya sucede en otras comarcas, que participarían tanto en labores de acogida y entrega en adopción de mascotas como en la propia gestión del servicio, indicaron fuentes conocedoras del proyecto.

Como ayer adelantó Levante-EMV, las entidades implicadas han decidido finalmente la construcción de dos núcleos zoológicos o refugios en los municipios que habían ofrecido terrenos para su instalación, Tavernes y l’Alcúdia, y han establecido una hoja de ruta que señala la entrada en funcionamiento a finales de 2022 o principios de 2023.

El estudio de refugios que ya funcionan, la participación de un mayor número de municipios y la previsión de contar con el apoyo de protectoras han permitido reducir la cuota prevista inicialmente -se había calculado en una horquilla que oscilaba entre 1,2 y 2 €, con el compromiso de no superar esta cantidad-, aunque no se descarta que la redacción del proyecto permita reducir costes, previstos inicialmente en un millón de euros, y que la llegada de subvenciones contribuya también a minorar algo más las aportaciones de los 51 municipios adheridos al proyecto.

Compartir el artículo

stats