Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueca pierde el pleito del edificio de Correos y pagará 65.000 € en costas

El ayuntamiento fracasa en su intento por recuperar la propiedad de la céntrica oficina postal

Vista frontal del edificio enclavado junto al ayuntamiento. | V. M. PASTOR

Vista frontal del edificio enclavado junto al ayuntamiento. | V. M. PASTOR

El Ayuntatamiento de Sueca no solo ha fracasado en su intento de recuperar el edificio de Correos, que se asienta sobre un solar municipal de 350 metros cuadrados situado entre las céntricas plazas de l’Ajuntament y de Sant Pere y que fue cedido para acoger el servicio postal durante la Segunda República, sino que el largísimo pleito que puso en marcha para exigir su propiedad le va a costar más de 65.000 al haber sido condenado a pagar las costas del procedimiento.

Hace unas semanas, la Junta de Gobierno local acordó proceder al pago de 27.200 euros correspondientes a las minutas de los abogados y procuradores que, en nombre del Estado, defendieron al Ministerio de Hacienda y a la Sociedad Estatal de Correos en el pleito instado por el ayuntamiento en 2016, durante el mandato de la exalcaldesa Raquel Tamarit.

Fuentes municipales aseguran que el letrado y el procurador que actuaron en nombre del ayuntamiento suecano en la causa cobraron una cantidad cercana a los 25.000 euros, que deberán sumarse a los alrededor de 13.000 euros que deberán percibir los representantes legales de Correos, aunque aún no ha sido reclamados al consistorio de la capital arrocera.

El edificio de Correos fue construido sobre terrenos municipales en un largo proceso iniciado 1937, pero no sería hasta 1950 cuando se aprobó el proyecto cuya edificación concluyó siete años después. Correos abandonó esos locales en 2009 para trasladarse, entonces se dijo que provisionalmente, a un inmueble situado en la calle Pintor Claros.

Desde ese momento, el ayuntamiento pensó en recuperar el céntrico edificio, ya que no solo era propietario del suelo sino que el consistorio también había costeado el 15 % del presupuesto de la construcción. El inmueble había sido donado al pueblo de Sueca por fray Antonio Juan en 1786, con la condición de que se dedicara a la instrucción de niñas. Esta cláusula del donante se cumplió hasta principios del siglo XX, cuando el alcalde ordenó clausurar la escuela al no poder asumir el coste que suponía mantenerlo, ya que estaba casi en ruinas.

Tras cerrar como oficina postal, los gestores municipales intentaron recuperar la propiedad del inmueble por la vía administrativa tras un largo debate jurídico en el que intervino el TSJ y el Supremo. Ni el juzgado de Primera Instancia ni la Audiencia Provincial han dado después la razón al Ayuntamiento de Sueca.

El solar era del consistorio, que pagó el 15 % de las obras

Entre los argumentos que el Ayuntamiento de Sueca barajó para reclamar la propiedad del edificio de Correos figura el hecho de que se asentara sobre un solar municipal. Es más, el propio consistorio tuvo que adquirir una casa contigua para completar los 350 metros cuadrados que exigía el entonces Ministerio de Comunicaciones, que aceptó la condición impuesta por las autoridades para que el inmueble solo pudiera servir como oficina postal, ya que en caso contrario debía revertir al ayuntamiento.

Compartir el artículo

stats