Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La ‘Family’ del empresario de Carcaixent se expande

La cadena de José Canet abre esta semana en Melilla su 28.º «híper», pero cerrará el año con 37 tiendas y una venta neta de casi 500 millones

Carles Canet, responsable de expansión, y José Canet, director general, esta semana en una de las tiendas de la cadena. | PERALES IBORRA

Carles Canet, responsable de expansión, y José Canet, director general, esta semana en una de las tiendas de la cadena. | PERALES IBORRA

La cadena de supermercados impulsada por el empresario de Carcaixent José Canet, que abrió en Xàtiva su primer establecimiento en el año 2013, inaugura esta semana en Melilla su vigesimoctavo hipermercado, pero prevé llegar a final año con 37 tiendas, que se distribuyen principalmente por la mitad sur de España. Las aperturas de Family Cash en Guadalajara, Chiclana de la Frontera (Cádiz), Sevilla, Benicarló, Albacete o Castellón seguirán a la prevista en el Parque Comercial Murias de Melilla y, salvo imprevistos, el año en curso marcará un récord por lo que a nuevas tiendas respecta, catorce por las diez del ejercicio anterior, y también de facturación. Los propietarios de esta empresa familiar estiman que pueden rozar los 500 millones de euros en venta neta tras cerrar el año 2020 con 295 millones, lo que se traducirá en un crecimiento de casi el 70 %, según detalla Canet, director general de la cadena y responsable del área comercial.

El acuerdo con el grupo Eroski por el que Family Cash absorbe todos los establecimientos que la cooperativa vasca deja en la mitad sur de España en su proceso de desinversión ha alimentado el crecimiento exponencial que vive la cadena valenciana que, no obstante, mira el futuro sin ponerse techo a pesar de que el acuerdo con Eroski vence este año.

«Estamos en ritmos de inversión de 25 o 30 millones de euros anuales y a partir de 2022 tendrán que ser incluso más altos porque las próximas tiendas serán locales nuevos que tienes que desarrollar desde cero», comenta Carles Canet, responsable de expansión de la firma valenciana, que prevé abrir en 2022 otros «cinco o seis establecimientos». Si bien señala que la cuota de mercado actual de Family Cash es casi insignificante en un sector dominado por grandes cadenas, no oculta que el objetivo es poder alcanzar en un plazo de «cinco o seis años» una cuota de entre el 2 y el 3 %, aunque para ello sería necesario contar con un centenar de tiendas. «Mientras podemos trabajar y nos dejen, seguiremos», comenta el joven directivo, que ha crecido con la empresa, en la que comparte responsabilidades con su padres y su hermano.

«¿Vértigo?, no, si las cosas se llevan controladas y no se te complican es fácil. Estamos contentos, estamos haciendo un gran esfuerzo, pero lo importante es que los resultados están ahí y somos capaces de dar trabajo cada año a alrededor de mil personas que, con la situación actual, creo que está muy bien», señala José Canet, que estima la plantilla actual de la cadena en 3.050 personas. La apertura de cada nuevo «híper» comporta la contratación de entre 80 y 90 trabajadores.

Emisión de bonos cubierta

Family Cash ha logrado cubrir en apenas una semana la emisión de bonos por importe de 20 millones de euros en el Mercado Alternativa de Renta Fija (MARF) de BME para financiar su estrategia de crecimiento. Era la primera vez que recurría a este sistema de financiación y la empresa se muestra satisfecha de la respuesta: «Es buena señal que se cubriera tan rápido, la calificación asignada está muy bien y es verdad que cogimos una época en la que el mercado tenía apetito y eso nos ayudó», comenta Carles Canet, quien detalla que los horizontes de expansión de la cadena van de algún modo ligados a las nuevas adquisiciones en la mitad sur de la península.

La dispersión de los centros de Eroski que ha asumido Family Cash, explica Carles Canet, «nos ha marcado cuales son los entornos a los que tenemos que ir, todo lo que queda dentro de esa área de influencia son objetivos para nosotros», apostilla, mientras señala que por el modelo de tienda, «nosotros tenemos que ir a buscar entornos de influencia altos».

Según explica, la ubicación de sus tiendas en el extrarradio de ciudades buscando amplias áreas de influencia tuvo un impacto negativo durante la pandemia por las restricciones de movilidad, lo que no frenó el crecimiento de la empresa que pasó de cerrar el año 2019 con 177,9 millones en ventas netas a los 295 del año 2020.

Compartir el artículo

stats