Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El granizo suma nuevos daños a una cosecha de fruta ya bastante mermada

La tormenta del domingo afecta a campos de Carlet, Benifaió, Alginet, Llombai, Catadau y Alfarp

Pedrisco y hojas en el suelo en un campo de Alginet. | LEVANTE-EMV

La meteorología juega este año en contra de la fruta de verano. La tormenta de granizo, breve y en algunos casos mezclada con agua, que el domingo por la tarde descargó sobre una franja que se dibuja sobre los términos municipales de Llombai, Alfarp, Catadau, Carlet, Alginet y Benifaió representa un nuevo golpe en una campaña que ya viene mermada por el exceso de lluvias de abril y, por otra parte, por la notable reducción de la superficie de cultivo tras la falta de rentabilidad de los últimos años que ha derivado en la tala de cientos de hanegadas. La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-Asaja) señaló ayer que se trata de la cuarta tormenta de pedrisco que sufre el campo valenciano en un mes y que, en esta ocasión, tendrá una afección directa en la fruta de verano que se cultiva en La Ribera, si bien deberán pasar algunos días para conocer el alcance real de los daños.

Pedrisco caído en Alginet.

La primera estimación de los técnicos de AVA auguran «afecciones graves de producción» en las zonas afectadas ya que el pedrisco no sólo impactó en la fruta de hueso, que se encuentran en una fase bastante adelantada de recolección en esta zona, sino que en algunas parcelas incluso provocó la caída de hojas de los árboles, lo que da cuenta de la intensidad.

Flores de caqui marcadas.

El responsable de seguros agrarios de AVA-Asaja, Isidro López, comentó que aún es pronto para concretar el alcance de los daños y que será en los próximos días, sobre todo a la hora de iniciar la recogida en cada parcela, «cuando se sabrá con exactitud la merma de cosecha, pero lo que sí sabemos es que aquella fruta que ha recibido el golpe de una piedra sufrirá irremediablemente una rotura de la piel y ya no podrá ser comercializada».

Impactos de granizo en un melocotón.

Sin impacto en cítricos y caquis

En cuanto a otros cultivos, AVA constata que los cítricos y los caquis no han sufrido daños similares porque se hallan en una etapa de cultivo mucho menos avanzada. Con todo, algunas flores del caqui han quedado marcadas por el impacto del pedrisco en campos de Alginet, explicó el presidente de Coagri, Enrique González, que estimó que alrededor de una tercera parte del término se ha podido ver afectada por el pedrisco, aunque de forma irregular ya que la intensidad de las tormentas suele variar mucho en diferentes zonas afectadas. «Siempre que hay una situación así hay preocupación y hay que ponerse en guardia», comentó González, mientras apuntaba que previsiblemente será el melocotón el cultivo más afectado en Alginet.

Otra pieza de fruta marcada.

La tormenta de pedrisco se extendió a más puntos de la comarca e incluso de la C. Valenciana, como L’Horta Sud y Los Serranos, pero sin consecuencias importantes para las producciones agrícolas. AVA recuerda que desde el pasado 11 de abril se han sucedido siniestros por pedrisco en la Plana Baixa de Castellón, el Vinalopó Mitjà, la Vall d’Albaida, l’Alcoià, El Comtat, la Canal de Navarrés, La Safor y La Costera. Por ello, la organización solicita a las administraciones medidas fiscales y ayudas directas a los productores damnificados: a los ayuntamientos les exige una bonificación del IBI rústico mientras que a la Generalitat y al Gobierno les reclama exenciones a las cuotas de Seguridad Social y créditos bonificados.

Compartir el artículo

stats