Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Safir Fruits Alginet se cita con la historia y jugará por el ascenso

Se enfrentará a Mollet del Vallès, Mondragón y Quintanar

Larry Abia busca dos puntos en una penetración frente a la defensa del Paterna. | ALFONSO SALDAÑA

Larry Abia busca dos puntos en una penetración frente a la defensa del Paterna. | ALFONSO SALDAÑA

El Safir Fruits Alginet tiene una cita, triple, con la historia. El conjunto azulón selló en la última jornada su pase a la fase de ascenso a la LEB Plata, lo que le permitiría competir en la tercera categoría del baloncesto nacional. Para llegar a esta difícil plaza, ganó en un gran partido al Paterna, por 92-72, El Llíria ganó en Calpe, por 58-85, y Valencia BC hizo lo propio en Cartagena (65-77). El triple empate entre Cartagena, Alginet y Llíria clasificaba a los dos primeros, que junto a Valencia BC lucharán por la promoción.

Los de la Ribera afrontaron el decisivo partido frente al Paterna con enorme seriedad y gran responsabilidad, sabedor de que no podía fallar. Había fundadas esperanzas en que Valencia Basket ganase en Cartagena y el Alginet tenía en sus manos hacer historia en el club, en la población y también en la comarca. Un primer cuarto muy igualado, con pequeñas ventajas para ambos conjuntos y continuos empates dejó el marcador al final de este período en un empate a 23. Nadie dijo que fuera sencillo.

Pero el siguiente periodo supuso un importante punto de inflexión. En el segundo cuarto, el conjunto local apretó más en defensa, con anticipaciones y robos de balón. A este gran trabajo se sumaron los puntos de Miguel Martínez, Iván Lerín y Javi Dalmau. El marcador reflejó, durante varios minutos, una pequeña renta para los ribereños de cuatro o cinco puntos. La intensidad creció a medida que el tiempo se consumí y se rebasaron los diez puntos de diferencia con el 39-28 a 3:42 para el descanso. La pareja de pívots locales, Denis Tokaev y Luis Verdeguer, se erigieron dueños de la zona y los rebotes. Y Larry Abia no falló con su siempre importante aportación. El triple de Guillem Marín puso un cómodo 50-31, aunque al descanso se llegó con el marcador 50-34. El partido estaba encarrilado y la buena imagen ofrecida por el Alginet parecía garantía suficiente para lograr la victoria. Pero dos cuartos, en balencesto, dan para mucho.

Tras el intermedio, el Paterna incrementó su intensidad defensiva y asumió más riesgos en sus tiros. Salieron a relucir algunos de sus jugadores más influyentes, como Carles Cerdán (23 puntos) y Ximo Ródenas (25 puntos). Su apuesta dio resultado y se acercó a nueve con el 58-49 y a seis con el 66-60 a falta de 1:25 para el final del cuarto. Los puntos de Denis Tokaev y Javi Dalmau devolvieron la tranquilidad para el Alginet y cerraron el tercer cuarto con un todavía amplio 73-60.

Un premio

Un buen comienzo del conjunto local amplió la diferencia. El joven Iván Lerín, que cuajó un gran encuentro, puso el 80-65 a falta de siete minutos para el final. Los triples de Javi Dalmau y Miguel Martínez certificaron la superioridad local con el 90-70 a 2:20. Cada conjunto anotó dos puntos más antes de que la bocina decretase la conclusión del partido.

El pabellón despidió a Safir Fruits Alginet con una grandísima ovación. Entre el público estaban el alcalde de Alginet, Pepe Alemany, y, a su lado, el presidente del club, Miguel Ángel Lozano. Sin tiempo para saborear la victoria, el club se desplaza a Salou para disfrutar de esta fase de ascenso, sin ningún tipo de presión y como premio a la gran temporada realizada por los pupilos del entrenador José Canales.

La FEB ha agrupado a los 16 mejores conjuntos españoles de Liga EBA en cuatro grupos de cuatro para disputar la fase de ascenso. Alginet se estrenará mañana contra el conjunto catalán de Mollet del Vallès. El viernes enfrentará al Mondragón vasco mientras que el sábado se verá las caras con el conquense Globalcaja Quintanar. Tres partidos en tres días que solo pueden sumar puntos a una temporada casi perfecta.

Compartir el artículo

stats