El ayuntamiento de Alzira se personará como acusación en el caso del perro maltratado por su dueño. Los hechos tuvieron lugar la semana pasada y desde el consistorio han confirmado que han iniciado el proceso para personarse como acusación popular. Así, se ha dado traslado a la Fiscalía de Medio Ambiente de las diligencias que se han llevado a cabo tanto por parte de la Policía Local de Alzira como por parte del veterinario que atendió al ejemplar lastimado. 

“Desde el momento que recibimos el aviso de la policía el pasado día 11 el departamento de Sanidad ha trabajado en este caso. Dada la gravedad de los hechos ocurridos y, después de leer el informe policial y del veterinario, al ver las lesiones que presentaba el animal decidimos personarnos como acusación popular. El escrito ya está presentado en la Fiscalía de Medio Ambiente y el departamento jurídico municipal ya está trabajando en este caso”, ha explicado la regidora del área, Gemma Alós.

Asimismo, desde el ayuntamiento también informaron que muchas personas se han interesado en el estado del animal, que se encuentra bien de salud, tranquilo y recuperado. Por el momento está en una casa de acogida temporal a la espera de la sentencia judicial. El animal no podrá ser adoptado definitivamente hasta que no llegue la resolución del caso.

El pasado martes día 11 la Policía Local de Alzira actuó a raíz de un aviso ciudadano por el presunto maltrato de un perro de raza husky siberiano. Después de acudir al lugar de los hechos, la policía consideró necesario trasladar al animal en una clínica veterinaria por las heridas que presentaba. Inmediatamente, se activaron todos el mecanismos de los que dispone el Ayuntamiento de Alzira para encontrar una casa de acogida y el mismo miércoles 12 una asociación protectora de animales se hizo cargo de él, que todavía se encontraba en la clínica veterinaria.