Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El primer fin de semana sin cierre perimetral ocupa hoteles hasta el 95 %

El clima casi veraniego supone un aliciente para la llegada de visitantes a la playa de Cullera

Uno de los aparcamientos junto a la playa, repleto. | JOAN GIMENO

Uno de los aparcamientos junto a la playa, repleto. | JOAN GIMENO

El primer fin de semana sin cierre perimetral en la Comunitat Valenciana ha tenido un impacto muy positivo en el sector turístico. La ocupación hotelera en Cullera durante el viernes y sábado ha alcanzado cerca del 95 % en muchos de los establecimientos hoteleros que han abierto sus puertas aprovechando el buen tiempo.

Las excelentes condiciones meteorológicas que se preveían para este fin de semana han dado sus frutos y se han visto reflejadas en una excelente ocupación tanto en los hoteles como en la hostelería. En cuanto a la ocupación hotelera, a los ya clientes habituales de las últimas semanas de la Comunitat Valenciana se han unido este fin de semana viajeros llegados desde Madrid, el País Vasco y Cataluña, principalmente, pero además otros procedentes de países como Francia y Bélgica, en especial, con lo que se ha notado también la apertura de fronteras.

«Importantes medidas»

Para Magda Buenrostro, gerente del hotel El Chalet ubicado en el Faro de Cullera, «las previsiones son muy optimistas, más aún comprobando cómo los visitantes de este primer fin de semana con las fronteras de la comunidad autónoma abiertas han podido disfrutar del sol, la playa y las buenas temperatura en especial, además de las medidas de seguridad que se han tomado. Los clientes que han disfrutado de la playa durante este fin de semana se han marchado muy satisfechos por las importantes medidas que han visto que se han adoptado, lo cual hace que Cullera sea un destino turistico seguro».

La gran mayoría de los establecimientos hoteleros de Cullera que han abierto sus puertas durante este fin de semana han rozado el 90% de ocupación.

Hostelería satisfecha

También los profesionales de la hostelería han podido constatar la notable afluencia de visitantes llegados desde el centro de España que tienen en Cullera su segunda residencia, así como los procedentes de municipios de la propia Comunitat Valenciana, que ha provocado que muchos establecimientos hayan tenido que incluso triplicar sus mesas, especial durante todo el día del sábado, comida y cenas, y el domingo en el servicio de la comida.

Según Lucía Alberola, propietária del restaurante Mar de oro, «se está notando cómo la gente tiene ganas de empezar a salir y disfrutar. Durante el fin de semana se ha vivido una ocupación de mesas muy importante, en especial en los establecimientos de primera línea del Paseo Marítimo de Cullera, teniendo que doblar e incluso triplicar algunos de los servicios. Se ha notado también que el hecho de que el toque de queda haya pasado de las 22 horas a las 12 de la noche ha incrementado de forma sustancial el servicio de la cena».

Un primer fin de semana sin cierre perimetral con unos buenos resultados que hace que tanto los hoteles como la hostelería en Cullera vean con muy buenos ojos la llegada del verano de 2021 y con la esperanza de remontar el vuelo.

El consistorio se reivindica como«destino seguro»

La concejal de Turismo, Débora Marí, destacó que «la excelente ocupación de este primer fin de semana sin el cierre perimetral ha sido gracias al trabajo realizado que ha permitido reducir el número de contagios, lo que ha dado una mayor seguridad a los posibles visitantes. Con la ayuda del ayuntamiento todos los negocios relacionados con el turismo han trabajado de forma coordinada para conseguir que Cullera sea un destino turístico seguro». Marí señaló, asimismo, que «está buena ocupación es un buen indicador de cara a la temporada estival» pero recordó que no hay que bajar la guardia y hay que seguir trabajando para mantener niveles bajos de contagios y, así «poder tener un verano lo más normalizado posible».

Compartir el artículo

stats