Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Carcaixent extrae todo el sabor al té

ADM Wild es la segunda industria de Europa en producción de concentrado para refrescos al procesar 2.000 toneladas anuales de hoja de India o China

El director técnico de ADM Wild explica el uso de los concentrados al conseller en presencia de Climent y las autoridades municipales. | PERALES IBORRA

Cerca de 14.000 toneladas de algarroba de productores mayoritariamente valencianos y 2.000 toneladas de té procedentes de diferentes países con gran tradición en este cultivo, desde Sri Lanka a la India pasando por China, Tanzania o Argentina, llegan anualmente a la planta que la multinacional ADM Wild tiene en Carcaixent para producir edulcorantes naturales de uso alimentario, por un lado, y extractos de té que otros fabricantes utilizan para dar sabor a un tipo de refresco que poco a poco gana terreno frente a otras bebidas carbonatadas. Con la llegada del calor, la planta que produce este concentrado de té vive su temporada alta. La factoría de Carcaixent es a la postre toda una potencia internacional en el sector ya que se trata de la principal productora de España y la segunda de Europa tras una empresa alemana.

La elaboración de edulcorantes concentrados procedentes de la algarroba y de extractos de plantas y, en particular, de todo tipo de tés -negro, verde, blanco, orgánico, con certificación de origen...- son dos de las cuatro líneas de producto que la multinacional trabaja en la planta de Carcaixent, en la que también prepara concentrados de distintos tipos de frutas y colorantes naturales de aplicación alimentaria, principalmente rojos y amarillos. La línea de producción de extractos de té es la última que la multinacional americana ha incorporado a la planta de Carcaixent, hace aproximadamente cinco años. La compañía aprovechó esta semana la visita del conseller de Política Territorial, Arcadi España, para anunciar una inversión de 26 millones de euros para construir en la ciudad una planta de probióticos que multiplicará por cinco la capacidad de una línea de producción que actualmente tiene en Paterna. ADM prevé tener operativas estas nuevas instalaciones en julio de 2022.

Una demanda creciente

«Compramos seis o siete tés con calidades ligeramente distintas y utilizamos estas variedades de té para fabricar extractos que posteriormente uniformizamos para garantizar que el producto que suministramos siempre tiene una calidad constante y uniforme», explica el director general del área de Health & Wellness de la multinacional americana en España, Francisco Climent, quien destaca que la empresa no solo produce el concentrado de té sino que también trabaja codo a codo con el cliente para conseguir que sus productos «tengan el sabor y la calidad que el consumidor espera encontrar».

Climent comenta que la demanda de extractos de té ha crecido mucho al tratarse de un producto natural «que se consume cada vez más en detrimento de otro tipo de bebidas menos saludables» y, desde el punto de vista de la compañía, señala que se ajusta perfectamente a la filosofía de la división de salud y bienestar, una área que calificó de «estratégica» y que, según incidió, «queremos promocionar en el futuro».

Una empresa que exporta a más de sesenta países

ADM Wild factura anualmente 50 millones de euros y, según explicó Francisco Climent, el mercado nacional únicamente representa un 25 % de las ventas «mientras que el 75 % se dedica a la exportación, no solo a Europa, sino también a Estados Unidos, Asia y Sudamérica. También tenemos clientes muy importantes en países de África». En conjunto, indicó, la empresa exporta a más de sesenta países desde Carcaixent. La compañía tiene cuenta con otras tres plantas en España con actividades que definió como «complementarias»: dos en Madrid y una en Paterna.

Compartir el artículo

stats