Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un colector evitará vertidos al monte en la urbanización que lleva 50 años inacabada

Alginet estima en ocho millones de euros la inversión para construir el alcantarillado en Los Lagos con la previsión de iniciar las obras en 2023

Perspectiva de un grupo de chalés de la urbanización de Los Lagos, en una imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

Perspectiva de un grupo de chalés de la urbanización de Los Lagos, en una imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

El Ayuntamiento de Alginet ha dado un paso más para finalizar la urbanización de Los Lagos, inacabada desde los años setenta. Prepara una inversión cercana a los ocho millones de euros para la construcción de un sistema de alcantarillado, lo que pondrá fin a los vertidos en el monte, situación que supuso una condena contra un exalcalde y un exconcejal y la obligación municipal, como responsable subsidiario, de habilitar un sistema de canalización de aguas fecales para una colonia en la que residen unas dos mil personas.

El Programa de Actuación Integral de Los Lagos, que incluye el plan de reforma interior, el estudio de impacto ambiental, el de integración paisajística, de urbanización y de reparcelación ya se encuentra en fase de información pública, tras su paso por el pleno municipal. De ese modo, el consistorio da un paso más en el farragoso pero necesario proceso administrativo para poner fin un conflicto social que se ha alargado cinco décadas.

El alcalde de Alginet, José Vicente Alemany, se mostró cauto, aunque puso fecha al inicio de las obras: «Los trámites administrativos son siempre más lentos de lo que todos querríamos, pero el PAI supere el proceso de exposición pública, podremos empezar a trabajar. Nos espera este año y el que viene para completar toda esta parte, pero esperamos que en 2023 podamos iniciar las obras», explicó ayer a Levante-EMV. El consistorio prevé una inversión total que rondaría los ocho millones de euros. «Tendríamos que abrir todos los viales, instalar el sistema de alcantarillado y volver a reasfaltar. Es un proyecto costoso», admitió Alemany.

Antecedentes judiciales

Todavía es pronto. Y el camino, largo. Pero parece más cercano el día en el que el proceso de urbanización de Los Lagos llegue a su fin, de una vez por todas. El conflicto social y urbanístico viene de lejos. En 1972, la empresa Suelo Español inició la ejecución de un plan parcial de promoción de viviendas en el monte de Alginet sobre un terreno que se recalificaría años después. Consistorio y compañía acordaron que la segunda se haría cargo de las obras de alcantarillado, pavimentación, alumbrado público y otros servicios. No obstante, la promotora quebró y el proyecto quedó inconcluso. El ayuntamiento se vio obligado, entonces, a embargar Los Lagos a Suelo Español para compensar su deuda.

Durante muchos años, la situación de Los Lagos ha promovido diversos pleitos. Uno de los frentes abiertos tenía que ver con el vertido de aguas fecales en el barranco del Señor ante la ausencia de colector de la urbanización. Incluso, afectaron al chalé de una vecina, que vio cómo se anegaba una estancia de unos 56 metros cuadrados hasta alcanzar una altura cercana a los 60 centímetros.

La jueza condenó, hace aproximadamente cuatro años, al exalcalde Enrique Girona y al exconcejal de Urbanismo Miguel Ángel Ramos por un delito contra los recursos naturales y del medio ambiente por su inacción en el gobierno local ante la problemática. Más tarde, una nueva magistrada amplió la condena a ambos y les obligaba a hacerse cargo de la construcción del alcantarillado. Asimismo, declaraba responsable civil subsidiario al ayuntamiento.

Por esa misma época, el consistorio detectó que todavía existían en la urbanización algunas parcelas a nombre de Sueño Español, las cuales embargó para su posterior subasta y, de ese modo, aprovechar el dinero para la construcción del colector.

Alemany: «Es un gran esfuerzo, pero necesario»

El Ayuntamiento de Alginet realizará «un gran esfuerzo» para llevar a cabo la construcción del colector de Los Lagos, según apuntaba su alcalde, José Vicente Alemany. «Realizar el alcantarillado es una necesidad, se tiene que acabar porque aquello no puede seguir en las condiciones en las que está», manifestó la máxima autoridad municipal, que prosiguió: «Con lo recogido de los embargos, los remanentes de tesorería y un crédito financiaremos la obra. Deberemos renunciar a otras inversiones. Es un sacrificio, pero toca pasar páginas después de tantos años de conflicto».

Compartir el artículo

stats