Agentes de la Policía Nacional han detenido en Alzira a un hombre de origen español como presunto autor de un delito de estafa. Al parecer, se ganó la confianza de un anciano residente en el municipio y en un período de dos meses la cuenta bancaria de la víctima ha quedado con sólo 12 euros de los 16.000 que tenía.

Las investigaciones se iniciaron al tener conocimiento los policías de la posible estafa sufrida por un hombre de 83 años, "presuntamente cometida por alguna de las personas que cuidaban de él". La víctima estuvo ingresada en diferentes períodos de tiempo entre los meses de febrero y marzo de este año, presentándose en la habitación del hospital dos personas afirmando que estaban allí para cuidarle. Una vez que fue dado de alta, éstas habrían convivido en el domicilio cuidando del anciano.

El hombre de avanzada edad habría dado permiso para el uso de su cartilla bancaria solo con el objetivo de adquirir los víveres necesarios para su mantenimiento, percatándose al cabo del tiempo que en el momento que aparecieron estas personas disponía en su cuenta bancaria de la cantidad de 16.516 euros, y ahora solo le quedaba 12 euros.

Según se desprende de las investigaciones, la víctima habría depositado la confianza en sus estafadores, "existiendo suficientes indicios para determinar que se habrían utilizado técnicas de engaño, supuestamente induciendo a la víctima a realizar actos de disposición en su perjuicio, llegando a ocultar o sustraer al anciano de cualquier proceso con los asistentes sociales, y respondiendo a las llamadas que recibía en el teléfono móvil".

La situación económica en la que ha quedado la víctima es de especial gravedad, por lo que se han hecho cargo del mismo los servicios sociales de Alzira. Por todo ello, los agentes han detenido a un hombre como presunto autor de un delito de estafa, continuando con las investigaciones para esclarecer totalmente los hechos y poder determinar si habrían participado otras personas.