El Ayuntamiento de Càrcer destinará 20.000 euros para ayudar a autónomos, comercios y pequeñas empresas -con un máximo de 15 trabajadores- afectadas por la pandemia y que no han podido acogerse al Plan Resistir. Se repartirá un máximo de 500 euros a cada uno de los beneficiarios.