Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número cinco del mundo acaba con el sueño de Martínez Portero en París

Stefanos Tsitsipas elimina al tenista de Alzira de Roland Garros en tres sets (6-3, 6-4 y 6-3)

Martínez Portero durante el partido de ayer. | CHRISTOPHE PETIT TESSON

Martínez Portero durante el partido de ayer. | CHRISTOPHE PETIT TESSON

Pedro Martínez Portero se despidió ayer de Roland Garros en 1/32 de final, al caer, eso sí, con honores, ante Stéfanos Tsitsipás, nº 5 del mundo por 3-0 (6-3, 6-4, 6-3) en dos horas y media. El alzireño tuvo la mala suerte de toparse con un Top 5 en la segunda ronda del torneo.

El ribereño tenía enfrente al último semifinalista de Roland Garros y Australia, que hizo valer su fuerte saque, la derecha desde el fondo o las subidas a la red. Aún así, el partido tuvo su miga en los inicios de cada set y en la recta final. En el primero, Pedro le rompió el servicio para ponerse por delante 3-2 pero perdió inmediatamente su saque. En el siguiente juego levantó una gran ovación del público presente en la pista Suzanne-Lenglen con una serie de golpes largos que fueron acercándose a la red con voleas y el último globo del heleno, respondiendo a uno del valenciano, se marchó fuera. Sin embargo entre dobles faltas y errores del alzireño, el griego acabó ganando 6-3.

El segundo set empezó con un buen primer juego ganado. Pedro aguantaba sus fuertes saques y le rompió el servicio. Aunque las apuestas daban una cuota de 26 a Pedro y 1,01 a Tsitsipas, no se rendía y a punto estuvo del 3-0 con una dejada que se quedó en la red. Se repitió otra ovación y gritos de «¡¡Pedro, Pedro!!» tras un golpazo paralelo al ángulo que le recuperaba el iguales y conseguía ventaja para acabar logrando el 3-2. Pero de nuevo el ateniense sacó su derecha a pasear y dio la vuelta al set.

El griego se marchó 4-1 en la tercera manga. Con todo perdido, Martínez «was back» (como dijo la narradora de T +) y tras un 0-40 le rompió el saque. Luchó por un 4-3 en el que llegó a tener ventaja pero una dejada que antes arrancó ovaciones del respetable fue aprovechada por Tsitsipras para lograr el 5-2. El octavo juego fue el reflejo del partido, con una lucha constante entre ambos. El jugador del CT Alzira tuvo cuatro ventajas, la última con una preciosa subida a la red que corroboró en el 5-3 con otra ascensión. Los cánticos españoles se convirtieron en «Pedgo» al conquistar también al público francés, pero un revés paralelo puso la puntilla al partido.

Compartir el artículo

stats