Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cronista avala que el muro de 450 m es una conducción de agua

Investigan en los archivos de la Acequia Real

Estructura de piedra descubierta en las inmediaciones de la Acequia Real del Júcar. | PERALES IBORRA

Estructura de piedra descubierta en las inmediaciones de la Acequia Real del Júcar. | PERALES IBORRA

El cronista oficial de Alberic, Antonio Torres, ha valorado como un hallazgo «muy relevante» para el municipio la estructura de 450 metros de longitud descubierta durante las obras de modernización de regadíos de la Acequia Real del Júcar y ha coincidido con la arqueóloga designada por la Conselleria de Agricultura para realizar el seguimiento de las obras que se trata de una conducción de agua, previsiblemente la base de un acueducto, «que podría llevar caudales de la acequia no sólo al palacio gótico, sino también a Alcosser» con distintos fines, incluso el riego agrícola «ya que entonces del río no se podía regar».

Se da la circunstancia de que las zonas de protección arqueológica delimitadas por la Conselleria de Cultura correspondientes al despoblado de Alcosser y al palacio gótico diseñado por Pere Compte, maestro de obras de la Lonja de València son lindantes -los investigadores definen el palacio como la casa principal del lugar de Alcosser-, por lo que el objetivo del estudio que realiza la arqueóloga Manuela Raga será analizar la conexión del acueducto con ambos yacimientos para intentar determinar su verdadera función.

Inicialmente, según las catas realizadas, el trazado del acueducto se dirige al patio del palacio gótico del Conde de Almenara cuya localización pudo documentar el historiador local Joaquim Briz tras compartir información encontrada en el Archivo Histórico Nacional con expertos como Arturo Zaragozá. Con todo, será en el momento en que las obras de modernización lleguen a esta altura cuando se intentará descubrir la conexión con ambos enclaves.

Como ayer adelantó Levante-EMV, las obras de instalación del goteo en los sectores 3 y 5 de la Acequia Real del Júcar han desenterrado a las primeras de cambio una potente estructura de piedra de unos 450 metros de longitud, reforzada por contrafuertes y articulada entre pilastras que se intercalan cada diez metros aproximadamente. El muro arranca al pie de la Acequia Real del Júcar y continúa por debajo de la autovía A-7 hasta las inmedaciones de la parcela en la que Joaquim Briz señaló el emplazamiento del palacio construido por Pere Compte.

A falta de un estudio más detallado que permita ajustar la cronología de esta construcción, Manuela Raga ha señalado que se trata de una estructura de época moderna, coetánea por tanto del palacio gótico como del poblado de Alcosser antes de que fuera abandonado como consecuencia de una inundación que el naturalista Cavanilles data en 1795.

Antonio Torres también descarta la hipótesis de que esta larga estructura sea un muro de protección contra inundaciones ya que, según señala, «no tiene sentido porque el Xúquer nunca ha llegado hasta ahi». «Seguro que era una conducción de agua que venía de la Acequia Real», incide. La arqueóloga buscará en los archivos de esta histórica institución documentación que permita corroborar la hipótesis de trabajo.

Compartir el artículo

stats