Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vecinos y policías vuelven a frustrar la entrada de okupas en otro chalé de Montroi

Los agentes detienen a cuatro personas que habían accedido a una segunda residencia de un particular por usurpación de vivienda y daños

Puerta entreabierta del chalé

La movilización de los vecinos y la rápida actuación de la Policía Local de Montroi consiguió frustrar el viernes la ocupación de una vivienda en la urbanización Balcón de Montroi. Los agentes no sólo lograron desalojar a los cuatro okupas que habían accedido al inmueble sino que procedieron a su detención por un presunto delito de usurpación de vivienda y daños, según confirmaron ayer fuentes policiales. Es la segunda vez en apenas mes y medio que se vive esta situación en esta zona residencial. Los vecinos están muy sensibilizados y cuando detectan un intento de ocupación de algún chalé no solo alertan a las fuerzas de seguridad, sino que hacen correr la voz y se concentran ante él para evitar que ésta se consume. Medio centenar de personas acudieron el viernes para presionar con su presencia y evitar que los okupas se quedaran en la vivienda.

Fuentes de la Policía Local de Montroi detallaron que, en este caso, los okupas eligieron uno de los mejores chalés de la zona, propiedad de un particular, cortaron la alarma y llegaron a hacer una conexión fraudulenta para disponer de agua potable, indicaron las mismas fuentes, mientras señalaban que alertado el propietario, autorizó la entrada de la policía y anunció su disposición a formular rápidamente la oportuna denuncia ante la Guardia Civil, que también se personó.

Los okupas desoyeron las indicaciones de los agentes para que abandonaran la vivienda por lo que, tras recabar la autorización del dueño, estos recurrieron a una cizalla para cortar la cadena con la que habían asegurado la puerta cuando ya se encontraban en el interior. La acción de las fuerzas de seguridad provocó que acabaran saliendo y la patrulla procedió a la detención de los okupas, de entre 21 y 23 años y originarios de Montserrat, Alaquàs, Aldaia y València por un presunto delito de usurpación de vivienda y daños.

En abril se vivió una situación similar en la urbanización Balcón de Montroi. La policía detuvo entonces a un varón que amagó con embestir con el coche contra los vecinos concentrados tras verse forzado a abandonar una vivienda.

Compartir el artículo

stats