Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital de Alzira se vacía por primera vez este año de enfermos de coronavirus

El área de salud de la Ribera atribuye la mejoría al avance de la vacunación masiva, con la administración de casi 20.000 dosis esta semana

Prueba diagnóstica. | LEVANTE-EMV

Prueba diagnóstica. | LEVANTE-EMV

Más de medio año después de que la tercera ola de contagios comenzara a crecer a un ritmo frenético, el Hospital de la Ribera se vació ayer, al fin, de enfermos de Covid. Un síntoma más de la que parece la recuperación de la pandemia, al menos en términos sanitarios. Aunque la prudencia debe prevalecer a la euforia, al menos durante unas cuantas semanas más.

«Ha llegado el día que todos esperábamos, ya no tenemos ningún paciente Covid ingresado en el hospital», es el mensaje con el que el Departamento de Salud de la Ribera confirmó la clara mejoría de la situación epidemiológica en la comarca. Y ha costado.

El puente de octubre estuvo sucedido por un incremento de casos de Covid y la tendencia no se revirtió antes de que llegara la Navidad. La tercera ola fue devastadora. Un auténtico episodio negro en la historia, también de la comarca, ya que solo en los meses de enero y febrero fallecieron más de doscientas personas tras contraer la enfermedad coronavírica. En aquella época, el hospital tuvo que adaptar su reducida estructura para albergar a centenares de pacientes, tanto Covid como los que sufrían cualquier otro tipo de dolencia. Buena parte de ellos requerían cuidados intensivos. Enfermaron, también, numerosos profesionales sanitarios.

Dada la propia naturaleza de la enfermedad, el hospital no sintió el alivio hasta varias semanas después de alcanzar el pico de contagios. La incidencia de casos cayó progresivamente gracias a la dureza de las medidas restrictivas, que limitaron al máximo los contactos sociales para reducir el riesgo. La concienciación ciudadana también ha ayudado en este complicado camino hacia un escenario en el que el número de contagios es mínimo. Son muchos los vecinos de la comarca que han comprendido la magnitud de la pandemia al perder a algún ser querido.

No obstante, el departamento sanitario apuntó al factor más importante de todos: «Es una muestra más del fruto de la vacunación». Aunque la insuficiencia de dosis marcó el inicio del año, el ritmo ha crecido durante las últimas semanas. Sin ir más lejos, hace dos se administraron unas 11.000 mientras que esta la cifra se acercará a las 20.000.

Paralelamente, la estadística oficial actualizada ayer por la Conselleria de Sanitat tan solo añadía veintitrés nuevos contagios en la comarca. Si bien es cierto que con ellos aumenta ligeramente la incidencia acumulada, tan solo se contabilizaban treinta y siete casos activos.

El nuevo PET-TC ya mejora el diagnóstico de tumores

Once pacientes se han beneficiado del equipo de PET-TC del Hospital Universitario de la Ribera, desde su puesta en funcionamiento, el 1 de junio. La previsión, no obstante, es que esta nueva tecnología pueda realizar un millar de exploraciones al año. «Supone un importante salto cualitativo tanto para los pacientes como para la cartera de servicios del centro alcireño», explicó ayer la gerente del departamento de salud comarcal, Liliana Fuster. El PET-TC es una de las pruebas con mayor capacidad para la detección de tumores al fusionar dos técnicas de imagen: el TAC y el PET.

Compartir el artículo

stats