Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La oposición censura la falta de propuestas concretas para evitar que Alzira se inunde

El PP califica de «burla» la presentación del estudio de alternativas que demora dos años cualquier actuación

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Alzira han criticado duramente la ausencia de propuestas concretas para corregir a corto plazo la amenaza que representan los barrancos en la visita que el miércoles realizaron a la ciudad la delegada del Gobierno en la Comunitat Valenciana, Gloria Calero, y el presidente de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Miguel Polo.

Si Ciudadanos ya mostró ese mismo día su perplejidad porque no se hubiera planteado ninguna solución «a corto o medio plazo» y todo se remitiera a promesas de nuevos estudios «que se inician desde cero», ayer fue el Partido Popular el que calificó de «burla» la presentación del estudio de alternativas para la reducción del riesgo de inundaciones en la Ribera, que acaba de adjudicar la CHJ y por el que la empresa Typsa deben elaborar cinco proyectos concretos y diez estudios piloto de adaptación al riesgo de inundación de edificaciones o instalaciones vulnerables a las inundaciones.

«Problema municipal»

«Mucha propaganda, pero hasta dentro de dos años como mínimo no sabremos ni si quiera cuales van a ser las prioridades de la CHJ. Nos da la impresión de que tanto la conselleria como la CHJ no nos tienen en cuenta para nada y el gobierno municipal no es capaz de presionar a las instituciones para sacar un compromiso claro», critica el PP, que recuerda que el presidente de la CHJ indicó que los estudios sí analizarán soluciones para los barrancos de la Casella y Barxeta, pero no para los torrentes de la cuenca este que han provocado las últimas inundaciones en la Nueva Alzira, el entorno del parque de l’Alquenència o el barrio de Venecia. «Sobre el problema principal que tenemos ahora se dijo alto y claro que es un problema municipal», inciden los populares.

También Vox criticó la ausencia de soluciones concretas comparando la visita a Alzira de Calero y Polo con la película «Bienvenido, Mister Marshall».

Compartir el artículo

stats