Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira asalta la élite del tenis de mesa con dos históricos ascensos

El club local también arranca la Copa del Rey con triunfo

El Alzira TT A se proclama campeón de División de Honor. | LEVANTE-EMV

El Alzira TT A se proclama campeón de División de Honor. | LEVANTE-EMV

Se puede ganar un título. Dos. Lograr un ascenso. O dos. Pero, ¿lograr un título y dos ascensos a las máximas categorías de un deporte sin perder ningún partido? Eso es lo que ha logrado el Hortitec Alzira Tenis Taula. En menos de 24 horas, sus dos primeros equipos han conseguido el ascenso a Super DH y División de Honor, la primera y segunda división del tenis de mesa español. Y además, sin haber perdido ningún partido. Solo el B ha cedido cuatro empates en la liga regular mientras que en la fase por el título y de ascenso se ha impuesto a todos sus rivales. El Hortitec B tuvo el camino más corto. Había diez plazas de ascenso a División de Honor y «solo» tenía que ganar un partido para meterse en unos supuestos cuartos de final que le daban el ascenso. Y fue por la vía rápida con un poker de triunfos, 4-0 (dos de Ángel Olaya, uno de Iván Martín y otro de Sergi López), todos por 3-0 sobre el Blanxart Xaloc de Olesa de Montserrat (Barcelona), equipo campeón del grupo 10 que solo había perdido un partido.

El segundo equipo celebra el ascenso de categoría. | LEVANTE-EMV

Los mayores debían plantarse en la final para lograr el años atrás impensable ascenso. El primer rival, en cuartos de final, era el Cambados, segundo de su grupo en liga. Aunque Tasos Riniotis empezó ganando, Libre Sancho y Joseca cedieron sus partidos y hubo que remontar. El heleno logró el empate, Joseca, con un ajustado 3-2 puso la delantera y Libre, ante Andrés Correa dio el pase a semifinales. Les esperaba el At. San Sebastián. El equipo guipuzcoano fue el verdugo de los gallegos en la fase de clasificación para la fase de ascenso. Joseca y Tasos volvieron a poner a los alzireños por delante pero los donostiarras no querían salir de la competición por la vía rápida. Jon Ander Guerricabeitia, que está jugando el Challenger Ochsenhausen en Alemania, venció a Libre, 3-0, y el francés Admir Duranspanic –que solo había perdido dos partidos en todo el año- ganó a Riniotis y ponía la igualada. El ascenso no se podía escapar y Guillot primero y Sancho después dieron el ascenso definitivo. Habiendo ganado todos los partidos disputados el título de super campeón de todos los grupos era el siguiente objetivo. El domingo a las 10 de la mañana se enfrentaban al Móstoles, que se había deshecho en semifinales del gran favorito, el Linares. Pero los mostoleños fueron hechos añicos por la máquina de ganar que es el Alzira. Joseca arrancó con un 3-0. Riniotis perdió el partido –demasiados para su nivel- contra Carlos Vedriel que tenía un 55% de victorias. Libre devolvió la delantera con un ajustado 3-2, Tasos ganó más fácil y finalmente Guillot dio el triunfo definitivo por 4-1. El Hortitec Alzira ha sido el equipo con mejor coeficiente de los 30 clubes de División de Honor.

Su actividad no para ya que ayer debutaron en la Copa del Rey que también se juega en Antequera, localidad malagueña que hasta el 4 de julio acogerá también los campeonatos de España en los que seguirá la participación ribereña. El Hortitec Alzira está ya entre los ocho mejores equipos de España después de la doble victoria contra Talavera y Sant Jordi que les clasifica para los cuartos de final. Los tres juveniles, Guillot, Olaya y Martín ganaron 3-2 al equipo toledano. A continuación, Guillot, Rioniotis y Sancho reeditaron la final por el título de los subgrupos 3 y 4 contra el Sant Jordi de ses Salines ibicenco al que no permitieron la revancha. Triple victoria por 3-0, con un Libre excepcional levantando un 8-10 y 2-6 a Vílchez.

Los triunfos no quedaron ahí ya que en Xàtiva se jugaba el Autonómico de Veteranos donde el Alzira presentaba equipo en todas las categorías y en todas subió al podio. Salva Hidalgo y Juanjo Martínez ganaron en +65 y los actuales campeones de España, Pepe Fuster y Pierre Guitart en +60. En +40, Mincho Yancov, Fructuoso Sanz y Juanjo Ibáñez lograron el subcampeonato y en +50, Dani Navasquillo, Pascual Gregori y Enrique Sanchís se colgaron la medalla de bronce. En categoría individual, «Fus» demostró que no tiene rival y ganó en +65 mientras que en +40, el búlgaro Mincho Yancov logró la presea de bronce. Sin duda, un año para enmarcar.

Compartir el artículo

stats