Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Nuevos tratamientos aéreos intentan mantener a raya la plaga de mosca negra

Sanitat autoriza las fumigaciones y el helicóptero sobrevolará el jueves el río para aplicar el larvicida en los diez puntos autorizados entre Tous y Cullera

El helicóptero que aplica el tratamiento en las aguas del Xúquer, en una imagen de archivo. | XIMO FERRER

El helicóptero que aplica el tratamiento en las aguas del Xúquer, en una imagen de archivo. | XIMO FERRER

La Conselleria de Sanitat ha autorizado de nuevo la realización de tratamientos aéreos para mantener a raya la plaga de mosca negra en la Ribera y el helicóptero de Laboratorios Lokímica, la empresa contratada por el Consorci de la Ribera para combatir tanto la mosca negra como el mosquito tigre a lo largo de todo el año, sobrevolará el jueves el cauce del Xúquer para descargar el larvicida en los diez puntos autorizados entre Tous y Cullera.

Como sucedió el año pasado, el Consorcio de la Ribera, el ente que agrupa a las dos grandes mancomunidades de la comarca, solicitó a principios de año una primera autorización para realizar un tratamiento aéreo de impacto que Sanitat descartó al considerar que todavía no se daban las condiciones que lo justificaran y ha sido al segundo intento, ya con los termómetros disparados, cuando las autoridades sanitarias han autorizado el vuelo y las aplicaciones aéreas en zonas a las que no se puede acceder por tierra.

El helicóptero se desplazará el jueves por la tarde a Els Canos de Sueca, donde Laboratorios Lokímica habilita la base desde la que recorrerá el cauce del Xúquer, entre la salida del embalse de Tous y el azud de la Marquesa de Cullera, el punto más bajo en que se ha autorizado la aplicación contra la mosca negra, explicaron fuentes del área de Medio Ambiente de la Mancomunitat de la Ribera Alta.

Los tratamientos contra la mosca negra coinciden con el momento del ciclo biológico que propicia la eclosión de las larvas y una mayor cantidad de insectos adultos, si bien las mismas fuentes señalaron que este año no se han notificado hasta ahora casos de picaduras especialmente relevantes.

El Consorcio de la Ribera planifica tratamientos terrestres a lo largo de todo el año para evitar los focos de mosca negra tanto en el cauce del Xúquer como en sus afluentes, los ríos Sellent, Albaida, Magro o Verde, si bien llegada la época en que el insecto encuentra mejores condiciones para reproducirse solicita autorización para realizar las aplicaciones aéreas en puntos a los que los operarios no pueden llegar por tierra.

Compartir el artículo

stats