Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las reformas sostienen al sector de la construcción con el 65 % de las licencias de obras

La obra nueva se mantiene en niveles bajos tras la crisis y en las principales ciudades de la Ribera representa el 30 % de los trámites

Obras en el sector de l’Hort de Galvañón de Alzira, en una imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

Obras en el sector de l’Hort de Galvañón de Alzira, en una imagen de archivo. | VICENT M. PASTOR

Hubo una época en la que parecía que el cemento y el ladrillo cubrirían cada centímetro cuadrado urbanizable del país. Hasta que la burbuja inmobiliaria estalló y se llevó por delante a buena parte de las empresas del sector. Las que sobrevivieron y las de nueva creación deben su actividad a las reformas, que centran entre el 60 y el 75 % de las licencias de obras expedidas por los principales ayuntamientos de la comarca.

Así lo expone un reciente estudio del Institut Valencià d’Estadística referente al periodo entre 2015 y 2019. Este refrenda el claro parón que todavía sufra la obra nueva desde la crisis de 2008, ya que en ninguno de los años se alcanzan cifras elevadas. Los proyectos urbanísticos que plantean la construcción de viviendas todavía escasean. En el 2015, por ejemplo, representaron el 23,15 % de las licencias de obras que se tramitaron. Sueca fue el municipio que más expedientes gestionó, con siete. Uno más que Alzira. Cuatro se resolvieron en los ayuntamientos de Algemesí y Cullera mientras que en el de Carcaixent, solo uno. Por contra, ese mismo año, se tramitaron el triple de licencias para realizar rehabilitaciones en el conjunto de las cinco ciudades. Alzira lideró la estadística con 20 y Cullera la cerró con tan solo cinco.

Le fue mejor al sector en el año siguiente, ya que se otorgaron más permisos y las obras nuevas crecieron hasta representar el 32 % del total, con Alzira a la cabeza (11). Con todo, nuevamente las reformas centraron el grueso de los trámites administrativos, ya que representaron algo más del 60 %.

Entre 2016 y 2017 se experimentó un aumento en el número de expedientes tanto de construcción nueva como de proyectos de reforma. Con todo, la proporción fue similar a la de los años anteriores. En esta ocasión, las rehabilitaciones representaron el 68 % de las obras tramitadas por los ayuntamientos. En total, se produjeron casi tantas restauraciones como obras totales en 2015. Las nuevas construcciones, pese al aumento con respecto a los dos ejercicios anteriores, se quedaron en algo menos del 30 %.

Efecto de la pandemia

Las licencias de obras cayeron ligeramente durante los dos años siguientes. Con todo, las tramitadas en 2019 superaron a tanto a las de 2015 como a las de 2016. No obstante, la reducción no implicó un cambio de la tendencia, ya que las reformas aglutinaron el grueso de las reformas. En el caso de 2018, los expedientes de rehabilitación representaron el 68,1 % frente al 25,8 % que supusieron las nuevas construcciones. El año siguiente, la diferencia entre ambos creció hasta alcanzar un 73 % y un 20,1 %, respectivamente.

Pese a que la estadística todavía no incluye los trámites realizados a lo largo de 2020, nada hace presagiar que la tendencia vaya a sufrir grandes cambios a raíz de la pandemia. De hecho, son varias las voces del sector que señalan a un repunte de las reformas, sobre todo esperanzados ya que, como la estadística demuestra, es su principal sustento. La pandemia se podría encontrar tras el crecimiento. Son muchas las personas que, tras pasar meses confinadas en sus hogares sin poder salir más allá de para cuestiones estrictamente necesarias. Tanto tiempo de encierro les ha hecho ver que sus casas no les gustan por diversos motivos: es pequeña, está mal distribuida, tiene poca luz. Las condiciones económicas seguramente no sean propicias, en la gran mayoría de la población, para comprarse otra vivienda, nueva o de segunda mano, pero más de una familia corregirá esos déficits en un futuro que seguramente no sea muy lejano.

Sueca registra tantas rehabilitaciones como proyectos totales en el resto de localidades

Sueca representa uno de los casos más peculiares de la comarca en la estadística sobre licencias de obras. En los años 2015 y 2016 se mantuvo a un nivel similar o inferior al de Alzira, pero la tendencia cambió radicalmente los siguientes años hasta el punto de que solo en licencias de rehabilitación superó al cómputo de cada una de las ciudades de la comarca. Por ejemplo, en el año 2017, se tramitaron 45 obras de rehabilitación, frente las 34 de Alzira, en total.

Compartir el artículo

stats