Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El hospital de Alzira diagnostica 70 nuevos casos de melanoma en un año

El centro se suma a una campaña europea que fomenta la autoexploración y la prevención del cáncer de piel

El Servicio de Dermatología del hospital se ha sumado a la iniciativa #MisiónAmarte

El Servicio de Dermatología del hospital se ha sumado a la iniciativa #MisiónAmarte

El Servicio de Dermatología del Hospital Universitario de la Ribera diagnosticó el último año 70 nuevos casos de melanoma, muchos de ellos causados por hábitos perjudiciales como la excesiva exposición solar, según informó ayer el centro de Alzira, que se ha adherido a la iniciativa #MisiónAmarte, dentro de la campaña Euromelanoma 2021 impulsada por la Academia Española de Dermatología y Venerología y la European Association of Dermato-Oncology, con el objetivo de concienciar a la población de la importancia de prevenir el cáncer de piel y de realizarse autoexploraciones periódicas para una detección precoz del melanoma. Esta campaña se desarrolla de forma simultánea en 27 países.

Según ha explicado la jefa del Servicio de Dermatología del Hospital de Alzira, la Dra. Carmen Ortega, “a diferencia de años anteriores, la pandemia actual impide que la campaña Euromelanoma 2021 incluya consultas específicas para el cribado o screening de pacientes; sin embargo, desde el Hospital de la Ribera nos unimos a este movimiento europeo que, a través de redes sociales, pretende difundir un mensaje dermosaludable de autoprotección y cuidados”.

En este sentido, ante la llegada del verano, los especialistas recomiendan a la población que revise y preste atención a las pecas que han cambiado de tamaño, forma, color, picor, sangrado o ulceración, así como a lunares con asimetría, bordes irregulares, color heterogéneo, inflamación o diámetro superior a 6 milímetros.

Para la jefa del Servicio de Dermatología de la Ribera, “a diferencia de otros tumores imposibles de apreciar a simple vista, las lesiones malignas de piel pueden verse y detectarse en una fase temprana, lo que ayuda considerablemente a un mejor pronóstico y a la supervivencia de los pacientes”.

“De ahí la importancia de este tipo de campañas de concienciación. Basta con examinar la piel durante 10 minutos al mes con ayuda de un espejo para conocer el aspecto de lunares, pecas, marcas e imperfecciones, y, así, detectar a tiempo cualquier cambio”, ha afirmado la Dra. Ortega.

Cáncer de piel

El Servicio de Dermatología del Hospital de Alzira ha diagnosticado 70 nuevos casos de melanoma en 2020, muchos de ellos causados por hábitos perjudiciales como la excesiva exposición solar.

“La exposición al sol desmedida y la consiguiente quemadura son los dos principales factores de riesgo para la aparición de melanomas. Por ello, la campaña Euromelanoma 2021 también apela al sentido común para evitar daños cutáneos que pueden llegar a ser graves”.

Prevención

Los expertos insisten en la importancia de evitar la exposición solar entre las 12 y las 16 horas, que es cuando la incidencia de los rayos ultravioleta es mayor.

En cuanto a la crema solar, debe optarse por una protección igual o superior a 30 y aplicarla 30 minutos antes de la exposición al sol, con una capa uniforme, lo más gruesa posible, sobre la piel limpia y seca, sin olvidar zonas sensibles como las orejas o los labios. La crema solar debe aplicarse cada dos horas y, sobre todo, después de cada baño. Junto a ella, se pueden utilizar otros recursos de protección como sombrillas, gorras, camisetas de manga larga y gafas de sol.

Según ha destacado la Dra. Ortega, “hay que tener también en cuenta las circunstancias medioambientales que influyen en la agresividad del sol y no bajar la guardia en días nublados o de viento, en los que las radiaciones ultravioleta siguen siendo intensas y en los que son frecuentes las quemaduras solares. Es un error pensar que, al haber menor sensación de calor, el sol resulta menos peligroso”.

Por último, un factor importante en la producción de melanomas es el grado de fotoprotección natural de cada persona; así, personas con ojos claros y piel blanca, que se pigmentan poco y que se queman con facilidad, tienen una mayor incidencia de melanomas que las que tienen ojos oscuros y piel morena. “Éstos deben extremar las precauciones”, ha concluido la Dra. Ortega.

Compartir el artículo

stats