Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Obligado al bono de 15 días para entrar

Un usuario denuncia en Benimuslem discriminación al negarle la entrada por ser de otro pueblo

Un usuario vinculado al pueblo de Benimuslem que actualmente reside en Alzira asegura «haber sido víctima de discriminación por residir en otro municipio» cuando le negaron la entrada por teléfono a la piscina local.

El cliente critica que «le obligasen a comprar el pase de 15 días por ir solo una vez a la piscina». «Mi intención era pasar el domingo en la piscina municipal de Benimuslem. Llamé para pedir cita y al principio denegaron mi intención por ser de otro pueblo», cuenta a Levante-EMV el afectado. «Al final cedieron dejarme disfrutar del servicio público pero únicamente si adquiría un pase de 15 días, pese a que yo solo quería ir uno», concluye su relato visiblemente molesto.

El alcalde lo niega

El ayuntamiento de la localidad considera que la queja corresponde a una «exageración» ya que, según defendió el alcalde, Ramón Pascual, «es cierto que para acceder a la piscina municipal es necesario comprar un pase de quince días mínimo, pero en Benimuslem no discriminamos a nadie y nunca hemos discriminado a nadie por ser de otro pueblo. Aquí vienen visitantes todos los años a hacer uso del lugar público», asegura.

Pascual explica que «desde el inicio de la pandemia, no aceptamos la forma de pago en efectivo con monedas o billetes por higiene», y cuenta que «a consecuencia de eso hay que comprar con antelación un pase de varios días a la piscina por requerimiento y normas de la empresa que gestiona este servicio», concluye.

Compartir el artículo

stats