Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La federación de vecinos de Alzira pide ampliar al barranco a costa de la carretera

El colectivo reclama la reducción de los carriles de aceleración junto al Casella frente a «remedios paliativos»

La Federación de Asociaciones de Vecinos de Alzira reclamó ayer la reducción de espacio de los carriles de aceleración y deceleración de la CV-50 y la CV-41 para poder ampliar el barranco de la Casella y, de ese modo, hacer frente al problema de las inundaciones en la zona sureste de la ciudad.

El colectivo ha solicitado una reunión con la consellera de Agricultura, Mireia Mollà, para trasladarle dicha petición. Según explicó, esta opción dejaría vía libre a la CHJ para planificar la ansiada ampliación del barranco y garantizar, de ese modo, su correcto desagüe al río de las escorrentías durante los temporales de lluvia.

«La alternativa disponible se reduce a la construcción de tanques de tormenta, que solo son un remedio paliativo y no solucionan la causa, que es la estrechez que impide la evacuación del agua», indicó la federación de asociaciones, que también ha solicitado una reunión con la ministra Teresa Ribera sobre este problema.

Compartir el artículo

stats