Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

«Lo importante es saber quién soy, no qué soy»

La asociación comarcal exige medidas contra la discriminación y el discurso de odio en la conmemoración en Alzira del Día Internacional del Orgullo Lgtbiq+

Miembros de Gailes, ayer, al extender la bandera arcoíris. | EMMA SANCHIS

Miembros de Gailes, ayer, al extender la bandera arcoíris. | EMMA SANCHIS

«Lo importante es saber quién soy, no qué soy como otros nos quieren hacer pensar». Bernat Iborra, uno de los portavoces de Gailes, la asociación Lgtbi de la Ribera, responde así en una conversación que se dio ayer a las puertas del Ayuntamiento de Alzira tras la lectura de la declaración institucional con motivo del Día Internacional del Orgullo Lgtbiq+. Cerca de medio centenar de personas se dieron cita en un acto en el que uno de los temas fundamentales fue la preocupación por el creciente discurso de odio contra el colectivo. Álex Mira, como hombre transexual, resaltó: «El verdadero problema al que se enfrentan los jóvenes trans es la falta de referentes en las escuelas y de una educación que ayude a los más pequeños a entender quiénes son».

Mira lamenta los insultos que sufre el colectivo e incide en los obstáculos que plantea el sistema, desde las largas listas de espera en materia sanitaria, hasta conseguir cambiarse el nombre en el DNI. «Para demostrar que eres un hombre tienes que pasar por un tratamiento psicológico», señala.

La concejal de Igualdad y Políticas Inclusivas, Marina Mir, destacó la importancia de abordar el problema desde las Administraciones locales «por la necesidad de poner el foco en la proximidad, priorizando los derechos humanos y enmarcando cualquier actuación en los principios de igualdad, no discriminación, participación, empoderamiento y rendición de cuentas».

Mir leyó el manifiesto que recuerda la importancia de aplicar medidas concretas contra el discurso del odio y evitar la discriminación del colectivo, si bien el presidente de Gailes, Rafael Villalba, advirtió que las políticas municipales en este ámbito son insuficientes y que la jornada reivindicativa de ayer no podía quedarse «en la foto y ya está», debería ir «más allá».

Bernat Iborra, por su parte, emplazó al ayuntamiento a coger ejemplo de municipios del entorno como Algemesí, Sueca, Gandia o Carcaixent al coincidir con Rafael Villalba en que la actuación municipal en este campo resulta insuficiente.

Compartir el artículo

stats