Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres años de trámites para edificar el nuevo consultorio de Carcaixent

Espera que el edificio se construya el próximo año

El aulario inacabado en el sector Gaianes de Carcaixent, en una imagen reciente. | PERALES IBORRA

El aulario inacabado en el sector Gaianes de Carcaixent, en una imagen reciente. | PERALES IBORRA

Parece que ha pasado una eternidad y no es para menos. El Ayuntamiento de Carcaixent ha concluido, al fin, el proceso administrativo y urbanístico que permitirá convertir el antiguo aulario inacabado en su segundo centro de salud.

La burocracia y los imprevistos han eternizado un proceso que no se preveía ni tan largo ni tan farragoso. El último trámite se llevó a cabo en la sesión del pleno de junio. Todas las fuerzas políticas, por unanimidad, aprobaron la modificación puntual del plan parcial del sector 3 Gaianes para ejecutar el cambio dotacional de una parte de la parcela destinada a equipamiento educativo-cultural para convertirla en uso sanitario-asistencial. De ese modo, el consistorio ya podrá ceder al Consell el aulario inacabado con el objetivo de que lo transforme en un consultorio, que será el segundo centro de salud de la localidad.

Se trata de una demanda ciudadana y política que, por fin, se verá resuelta. El consistorio buscaba darle una utilidad al proyecto de construcción de un aulario en el sector Gaianes que se quedó paralizado tras más de 1,3 millones de euros de inversión pública. La mole de hormigón permanece inacabada desde hace una década, cuando se construyó sobre un suelo destinado exclusivamente a un uso educativo de infantil y primaria, tal y como figuraba en el Plan General, pese a que se pretendía instalar una sede de la Universidad Católica.

El consistorio anunció hace más de tres años el inicio de los trámites para ceder una parte del enorme solar al Consell y proceder a la construcción del ansiado centro de salud, que prevé atender entre dos mil tres mil cartillas y, de ese modo, descongestionar el actual. De los más de 10.000 m² de parcela, el ayuntamiento planteó el cambio de uso de una parcela de algo más de 600 m², que pasaría a ser de uso sociosanitario para poder albergar el nuevo consultorio.

Inundabilidad

No obstante, las trabas que se encontró el gobierno local fueron muchas más de la esperadas. «Cuando se concibió la parcela como educativa, no hubo ningún inconveniente. Al intentar cambiarla a sociasanitaria, debíamos solventar el problema de la inundabilidad, como si antes la zona no lo fuese y ahora sí», recordó el alcalde, Francesc Salom, que prosiguió: «Lo importante es que, aunque haya sido muy farragoso, hemos completado el procedimiento de gestión urbanística».

El propio alcalde ya dijo en su momento que los procedimientos de este tipo «son lentos, sobre todo si se quieren hacer las cosas bien». Una de las condiciones para ejecutar las obras del consultorio, precisamente, era ceder el espacio libre de cualquier trámite, de modo que la conselleria de Sanitat solo tendría que dotar la intervención de presupuesto y ejecutarla. «Ahora ha llegado su turno. Que lo incluya en las cuentas, lo más pronto posible. Ojalá el próximo año», subrayó Salom.

Lo más probable es que, si cuenta con dotación presupuestaria el próximo ejercicio, el consultorio pudiese entrar en funcionamiento ese mismo año, ya que se trata de aprovechar una infraestructura ya construida. Se debería rematar la obra e instalar el mobiliario sanitario necesario para realizar la atención de los pacientes..

Compartir el artículo

stats