Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Temor en la mayor flota pesquera

La lonja facturó en 2020 más de 800 toneladas de pescado y marisco

Cajas repletas de diferentes tipos de pescado dispuestas para la venta en la Llotja. | JOAN GIMENO

Cajas repletas de diferentes tipos de pescado dispuestas para la venta en la Llotja. | JOAN GIMENO

Cullera se ha convertido en el puerto pesquero que más barcos tiene faenando en los últimos años en la provincia de Valencia. Sin embargo, la crisis económica provocada por la pandemia, así como las restricciones que se están planteando desde Europa, están generando serias dudas respecto a la continuidad del sector. A pesar de ello, los pescadores de Cullera trabajan de forma firme para seguir potenciando un sector que ellos consideran herido de muerte. Y, por encima de todo, piensan defender sus puestos de trabajo. Los patronos y pescadores trabajan con el interés de mantener vivo este tradicional oficio que da de comer a muchas familias en Cullera. En la actualidad son 46 las embarcaciones que salen allí a faenar.

Imagen de la puja realizada en la lonja de Cullera durante la venta de las capturas. | J. GIMENO

El presidente de la Cofradía de Pescadores de Cullera, Vicente Pérez apunta que el sector «está realizando unos esfuerzos demasiado importantes que no están siendo valorados por la Unión Europea». Y añade: «Si continuamos con las restricciones europeas, que recortarán los días de captura más de un 60%, el sector pesquero estaría abocado a su desaparición».

La nueva normativa europea de pesca podría ser la que marcarse el punto y final de muchas embarcaciones en la costa mediterránea. «No nos podemos permitir que desde ahora y hasta 2025 se vayan recortando los días en que se puede faenar para acabar con tan solo 120 días de trabajo al año», subraya.

Los pescadores afirman que las embarcaciones de la modalidad de red necesitan un mínimo de 190 días de actividad anual para obtener un mínimo rendimiento. Para luchar contra esa normativa y por la supervivencia del sector, la Comisión Interfederativa de las Cofradías de Pescadores (COINCOPESCA) ya organizo a principios de junio actos de protesta contra el plan de la Unión Europea «que pone en peligro miles de puestos de trabajo que dependen directa o indirectamente de esta modalidad milenaria».

Liderazgo provincial

Un total de 46 buques cullerenses realizan las tareas de pesca en alta mar, una cifra que da cuenta de la importancia de este sector productivo en la capital turística de la Ribera Baixa. La Cofradía de Pescadores de Cullera capturó más de 800 toneladas de pescado y marisco local en 2020, en concreto 808.691 kilos, según las cifras facilitadas por la propia cofradía, que ya fueron avanzadas por este periódico el pasado 24 de junio. La labor de los pescadores cullerenses generó 4,17 millones de euros tras la venta de las capturas en la lonja del municipio.

Compartir el artículo

stats