Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Uno de los bebés hospitalizados de covid en Alzira recibe el alta

Se dispara el contagio en menores de 12 años y su vacunación no llega hasta septiembre

Acceso principal al Hospital Universitario de la Ribera, ubicado en Alzira. | PERALES IBORRA

Acceso principal al Hospital Universitario de la Ribera, ubicado en Alzira. | PERALES IBORRA

Uno de los dos bebés ingresados en el Hospital de La Ribera de Alzira ya está en su casa tras haber recibido el alta. Ya descansa en su domicilio junto a su madre después permanecer ingresado en observación durante unos días. Otro bebé de poco más de un mes de vida continua en el hospital con su madre, que también fue positiva.

El bebé dado de alta ingresó en el área de hospitalización pediátrica con solo un mes de vida. La madre no estaba contagiada, pero parmaneció con él por ser lactante. En este caso, el positivo se atribuyó a un contagio de origen social, lo que alerta a todas las familias con niños a tomar medidas más exigentes. Aunque pueda resultar difícil resistirse a coger en brazos a un recién nacido para mostrarle afecto, los médicos aconsejan extremar las medidas preventivas para evitar riesgos.

Pese a que los dos bebés hospitalizados en Alzira no hayan sufrido complicaciones, ni sintomatología grave, no cabe olvidar que la pandemia sigue lejos de resultar inocua, por lo que resulta imprescindible seguir todas las normas de seguridad.

El bebé que sigue en La Ribera tampoco presenta un cuadro clínico preocupante, pero de momento no puede abandonar el hospital en el que lleva junto a su madre una semana. Ingresó con solo 27 días y ha tenido que celebrar su primer mes lejos de su cuna habitual. En este caso, la transmisión de la enfermedad se atribuye al contagio de su madre. Ambos llegaron positivos. Los dos quedaron ingresados por precaución y ante la necesidad de establecer una vigilancia preventiva, según fuentes sanitarias.

Del virus no se libran ni los jóvenes ni los niños. Se tiene constancia de hospitalizaciones, en ocasiones graves e incluso mortales, de pacientes de todas las edades. En ocasiones se olvida que la mitad de la población no está vacunada y se están disparando los casos en menores de 12 años. Pese a la relajación de medidas en época estival, hasta septiempre parece que no llegará la vacunación a esa franja de edad.

Con la apertura de escuelas de verano, campamentos y excursiones, los menores se juntan y las precauciones son difíciles de mantener. Además, en verano, las playas, urbanizaciones con zonas comunes y piscinas comunitarias son lugares en los que está permitido ir sin mascarilla y el riesgo de propagación del virus se incrementa si no se respeta la distancia de seguridad. La «moda reivindicativa» entre los más jóvenes es no llevar mascarilla o llevarla bajada, llegando incluso a reírse del que toma precauciones. Esta ola «covid free» amenaza con un retroceso en las medidas impuestas por la conselleria.

Compartir el artículo

stats