Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La música de cámara llena las noches de julio en Montserrat

Campos, Palomares y los solistas de Covent Garden. | LEVANTE-EMV

Campos, Palomares y los solistas de Covent Garden. | LEVANTE-EMV

El catedrático de trompeta y director del Conservatorio de Castelló, Vicente Campos, acompañado por el violinista Enrique Palomares y los solistas de Covent Garden protagonizaron en la noche del lunes el primer concierto de la 40ª Semana Internacional de Música de Cámara de Montserrat. El auditorio de la plaza Mayor de Montserrat pudo comprobar el timbre cálido y la sonoridad ligera y versátil que esta formación imprime a las partituras, que incluyeron «La canción de la amapola» de Salvador Seguí; el concierto para violín y viola de Telemann, el concierto en sí bemol mayor para trompeta y cuerdas de Albinoni y «Las cuatro estaciones» de Vivaldi.

La hoja de ruta del festival incluye formaciones de muy diversa factura y que a buen seguro lograrán atrapar un auditorio acostumbrado a la mejor música de cámara. Anoche estaba programado el Grupo Amores de Percusión, con el complemento de las sopranos Maria Macià i Èlia Casanova, con obras compositivas distanciadas más de ocho siglos y que se corresponden a Hildegarda de Bingen y Karlheinz de Mödrath.

Compartir el artículo

stats