La Policía Local de Sueca detuvo en la medianoche del lunes a dos hombres de 54 y 45 años, vecinos de Alzira, en las inmediaciones del EcoParc tras haber recibido una llamada alertando sobre ruidos y golpes procedentes del mencionado centro de reciclaje, ubicado en la partida de les Cendroses. Los agentes pudieron interceptar una furgoneta repleta de chatarra. Los ocupantes todavía estaban manchados de grasa.

Habían accedido al EcoParc, cerrado al público en esas horas, y desguazaron varias neveras con la finalidad de robar los motores, que luego cargaron en el vehículo. Los detenidos fueron trasladados al cuartel de la Guardia Civil y la furgoneta se puso a disposición judicial.

«Esta intervencióndemuestra la eficacia de la policía, que están en la calle y que se han incrementado los efectivos para completar la plantilla que era deficiente», afirma el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Ramírez. Hoy, añade, «se están cubriendo todos los servicios en (tráfico, asistencias sanitarias y de todo tipo que en un momento dado necesitan los ciudadanos y en la zona marítima dónde hemos ampliado las dotaciones», recuerda el edil.

Por otra parte, en la tarde del omingo fue detenido un vecino de l’Alcúdia, de 38 años de edad, tras saltarse en rojo el semáforo de la avenida Vila i Honor de Corbera.

Requerida la documentación del conductor se pudo saber que había perdido la totalidad de puntos del carnet de conducir hasta enero de 2022, circulaba sin poder acreditar estar al día del seguro obligatorio y tenía la ITV caducada desde junio del año pasado.

Detenido por un presunto delito contra la seguridad vial, tenía además un señalamiento por un procedimiento penal en un juzgado de la Audiencia de les Illes Balears, en la ciudad de Palma.