Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El número de ingresados por Covid se duplica en apenas una semana

Alzira alcanza ya los 350 casos por cien mil habitantes

Una ambulancia llega al área de Urgencias del hospital, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

Una ambulancia llega al área de Urgencias del hospital, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

El coronavirus se extiende por la comarca con una facilidad pasmosa, como ya ha hecho en incontables ocasiones. El prácticamente año y medio de experiencia de poco ha servido ya que, una vez más, el número de contagios crece y también lo hace el de los ingresados en el hospital, cifra esta última que se ha duplicado durante la última semana. Según detallaron a Levante-EMV fuentes de Salud Pública, la meseta de la curva parece todavía lejana y se espera que los casos crezcan, todavía más, durante los próximos días.

Si hace una semana la cifra de hospitalizados afectados por la se situaba en catorce, a fecha de ayer había aumentado hasta veintinueve, por lo que se ha doblado en apenas siete días. La pandemia amenaza de nuevo con suponer un grave problema para la sanidad pública ya que el número de contagios no para de crecer. De hecho, el hospital de Alzira ha habilitado una nueva planta para atender solo a los pacientes Covid.

Precisamente, la capital de la Ribera Alta superó ayer la barrera de los 350 casos por cada cien mil habitantes, una tasa que sobrepasa el nivel de máximo riesgo pero que todavía se encuentra muy por debajo de otras localidades. Cullera supera los 400, mientras Carlet llega a 480. L’Alcúdia se sitúa por encima de 500, mientras Almussafes alcanza una incidencia acumulada de 640 y Benifaió se sitúa en 726. En la comarca, solo el miércoles se detectaron 116 contagios nuevos, la mayoría de gente muy joven.

«La incidencia sube a diario, estamos en un nivel muy similar al que tuvimos en noviembre, tras el puente del 9 de octubre», subrayó Salud Pública. A día de hoy todavía hay muchas personas que dificultan las tareas de rastreo de contagios, al negar que han sido contactos estrechos de una persona con Covid. «La gente podría colaborar un poco, en todos los sentidos. Si no paramos nuestra actividad social, no frenaremos esto. Tener la vacunación en marcha y poder ir por la calle sin mascarilla no implica que el virus haya desaparecido, la población debe entender que no se puede hacer vida como si no pasara nada», concluyó.

Escuelas municipales y campamentos, en el foco sanitario

El verano de 2021 nada tiene que ver con el de 2020. El del pasado año estuvo marcado por la prudencia tras el confinamiento. Este, por un exceso de confianza. Con los contagios al alza, hay dos focos que suponen un auténtico quebradero de cabeza para Salud Pública: las escuelas municipales y los campamentos. «Son lugares en los que nos encontramos a monitores jóvenes que, en algunos casos, compaginan estas tareas con salir de fiesta con amigos. También hay casos de campamentos en los que separan a los niños en grupos, pero luego ponen a todos los monitores juntos, como si no supieran cómo funcionan los grupos burbuja», lamentaron fuentes de Salud Pública. Asimismo, apelaron a la experiencia que se debería haber adquirido ya: «Parece que no hayamos aprendido nada en año y medio de pandemia, mucha gente se cree que por ser asintomática ya no pasa nada».

Compartir el artículo

stats