Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El ministerio mejora los accesos de Algemesí y Favara a la autopista AP-7

Invierte 1,4 millones de euros para ampliar la seguridad en los dos enlaces y garantizar unas maniobras más cómodas para el conductor

Mejoras realizadas en los accesos de Algemesí y Favara. | LEVANTE-EMV

Mejoras realizadas en los accesos de Algemesí y Favara. | LEVANTE-EMV

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), una vez liberado el peaje de la autopista AP-7 el 1 de enero de 2020, inició un conjunto de obras para la eliminación de las playas de peaje y mejora de varios elementos de la infraestructura. Entre estas actuaciones que se han ejecutado y puesto ahora en servicio destaca la mejora de los enlaces de Algemesí y Favara. El presupuesto global de las obras de adecuación de ambos accesos asciende a 1,4 millones de euros.

El ministerio mejora los accesos de Algemesí y Favara a la autopista AP-7

En los dos enlaces ribreños, las conexiones se materializaban mediante cuñas de incorporación, de nula o corta longitud, que resultaban insuficientes para alcanzar la velocidad de circulación del ramal que goza de la preferencia en la intersección. Por otra parte, la visibilidad disponible para el vehículo que debía realizar el «stop» era inferior a la necesaria para ejecutar la maniobra de incorporación con la suficiente seguridad, circunstancia notablemente agravada por el relevante incremento de tráfico registrado tras el fin del contrato de concesión.

Según han detallado fuentes del propio ministerio, las obras de adecuación de los ramales de estos enlaces «suponen una notable mejora de la seguridad vial y de la comodidad de los usuarios, a la vez que aumentan la capacidad del enlace».

Cambio de trayectoria

La actuación ha consistido en la construcción de carriles de aceleración, en estas conexiones, lo que permite materializar las maniobras de incorporación con mayor seguridad.

Para la ampliación de la plataforma que alberga los citados carriles de cambio de trayectoria y de velocidad, ha sido necesaria la ampliación de dos estructuras de vigas con cimentaciones profundas (una en cada enlace), así como la adecuación del firme, la señalización, el balizamiento, los sistemas de contención, los elementos de drenaje y la reposición de instalaciones de alumbrado y fibra óptica.

En las próximas semanas finalizarán los remates pendientes, que el propio ministerio insiste en que no afectarán al tráfico.

Compartir el artículo

stats