El trabajo de un concejal en un ayuntamiento debería ir más allá de buscar un titular en los medios de comunicación por una información sesgada y descontextualizada. Más bien, pasa por intentar solucionar los problemas de decenas de personas que acuden con el objetivo de mejorar, de un forma u otra, su vida. La oposición política no puede sustentarse en tener ideas puntuales e intentar ofrecer soluciones fáciles que busquen contentar a todas las partes. El Ayuntamiento de Alberic ha realizado decenas de gestiones durante los últimos años para solucionar la problemática de la casa declarada en ruinas junto al retén de la policía local y colindante a la Casa Consistorial. La falta de contestación y de solución por parte de la Generalitat Valenciana ha impedido que la casa sea derribada, además de la inactividad de los propietarios que han dejado el solar a su suerte.

El Ayuntamiento de Alberic se ha mostrado impotente por no poder dar solución a los vecinos y vecinas de la zona. Vecinos y vecinas que tienen nombre y apellidos y que preocupan sobremanera a este equipo de gobierno y también a este concejal. Es por ello que nos ocupamos día a día, durante tantas horas como estamos en el Ayuntamiento, que no son pocas, y no ofrecemos soluciones ventajistas y descontextualizadas, sino que creemos y confiamos en la legislación y en el buen hacer de las administraciones. No nos podemos saltar los plazos establecidos y las normas que hemos pactado entre todos. La pasada semana, un concejal de la oposición anunciaba su voluntad de respetar el patrimonio, abrir la calle y llevar el asunto a los tribunales. Muchas palabras y pocas soluciones. El ayuntamiento ya cuenta con un documento oficial de un gabinete de arquitectura que declara el edificio en ruinas y que se une al formulado por el arquitecto municipal. Vamos a actuar pero que sepa ese concejal de la oposición que se hará con fondos municipales que después se reclamarán a los propietarios. Es la segunda vez que dicho concejal se pone en contacto con los medios de comunicación sin antes saber en qué situación se encuentra el procedimiento. Pero claro, sólo le importa el titular e intentar sacar rédito político y no la solución.

Es verdad que nos hubiese gustado ofrecer una solución antes y haber abierto la calle hace meses pero ni el solar es propiedad del ayuntamiento ni las autoridades competentes ofrecen una solución rápida. El ayuntamiento solo ha hecho que gastar miles de euros para solucionar los problemas de los desprendimientos que han acontecido en los días de lluvia y se ha reunido con los vecinos y vecinas para mostrarles su constante implicación en la solución del problema.

Los partidos de la oposición de una localidad tienen que ser motor de mejora y no palos en la rueda. Y hablo como concejal pero también como representante político cuando digo que la oposición política de Alberic no ofrece soluciones que sirvan a la ciudadanía. Su implicación diaria se limita a la asistencia a los plenos y a lanzar, a través de las redes sociales o de los medios de comunicación, críticas que nunca responden a la realidad de los hechos.

Sin embargo, creo que la ciudadanía ha interiorizado que la oposición de Alberic ni está ni se le espera. Si estuviera de alguna forma sabrían que los registros de entrada son contestados en este ayuntamiento tan rápido como se es posible y estamos hablando de horas o como máximo unos días y que este equipo de gobierno trabaja durísimo para tener la localidad al gusto y la necesidad de los vecinos y vecinas. Seguro que podemos seguir mejorando pero nuestra voluntad es ser una respuesta para la ciudadanía con los recursos que tenemos. Creemos que lo estamos consiguiendo y Alberic es hoy un referente en la zona, tanto por las instalaciones que ofrece, como los servicios a los que puede acogerse la ciudadanía, como el trato en el Ayuntamiento o como la calidad de vida de nuestra localidad gracias a ayudas a estudiantes, a unos servicios sociales potentes o al cuidado de las personas mayores.

Yo personalmente puedo hablar del PSOE local como su representante que soy pero también de nuestro socio de gobierno (que es Ciutadans per Alberic) creo que puedo decir que gobernamos en positivo intentando siempre tener una sonrisa en la boca y sin parar de ofrecer, ofrecer, ofrecer. Ofrecer para mejorar la vida de la gente de Alberic.

Sin embargo, a veces no podemos callar y no podemos permitir que la oposición política sea tan ventajista. Porque nunca pidieron por registro de entrada acción alguna sobre la casa que ahora quieren proteger y porque ya está bien de que lancen propuestas que no ofrecen soluciones y que critiquen al equipo de gobierno por nimiedades sacadas de ideas supuestamente brillantes pero que no cuentan con el suficiente trabajo a la espalda.