Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La tormenta deja picos de lluvia torrencial en una decena de pueblos

El episodio climatológico de ayer dejó una intensidad de lluvia más propia del otoño que del verano

La avenida Joan XXIII de Carcaixent, anegada. | B.D.

El dato total de lluvia recogida ayer no hace justicia al episodio meteorológico que s eprodujo. La tormenta dejó picos de precipitaciones torrenciales en una decena de pueblos de la Ribera. Además, estuvo acompañada de fuerte aparato eléctrico.

Los meteorólogos consideran que la lluvia alcanza una intensidad torrencial cuando se superan los diez litros por metro cuadrado en diez minutos. Según los datos recopilados por Inforatge, una decena de puntos de la comarca superaron este umbral. Carcaixent casi lo duplica, al registrarse dieciocho. El fenómeno se alargó bastante más tiempo, ya que se registraron 56 litros en tan solo una hora. En consecuencia, los vecinos de la localidad vieron cómo algunas de sus calles se anegaron ante la magnitud de las precipitaciones. En Alberic, tanto en el núcleo urbano como en la urbanización de San Cristóbal, se alcanzaron los catorce litros en diez minutos. En 13,8 se quedó el registro de El Perelló, cifra similar a la registrada en Almussafes (13,6) y Catadau (13,4). Favara, Albalat, Massalavés y Benifaió también superaron los doce litros en diez minutos.

«Se trata de una situación atípica para esta época del año. No es habitual ver episodios como este en verano, más característicos del otoño», explicó el meteorólogo de Inforatge Jovi Esteve. La tormenta estuvo acompañada de un abundante aparato eléctrico y es probable que en algún punto apareciera el granizo. «A lo largo de la madrugada y la mañana se han registrado muchos rayos, algunos de ellos de tipo positivo, es decir, los que provienen de la parta alta de la nube. Alcanzan unos doce kilómetros y son muy potentes», comentó al respecto el meteorólogo.

Precisamente, la caída de un rayo provocó daños en la línea C1 de Cercanías, que discurre entre València y la Safor. La avería se produjo en el tramo entre Sollana y Sueca, lo que supuso numerosos retrasos en los trenes. De hecho, durante horas solo se pudo circular por una vía. Incluso con la incidencia solventada se sucedieron algunas cancelaciones.

Compartir el artículo

stats