Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde asegura que el colegio de Cullera con daños estructurales abrirá sin peligro

El arquitecto tranquiliza a los padres y anuncia que la reforma integral del centro llegará antes de acabar el año

El Ayuntamiento de Cullera, la Consellería de Educación y la comunidad educativa han supervisado esta mañana las obras de emergencia del colegio Sant Antoni del Mar. «El problema que había en la estructura del techo va a solucionarse», proclamó el alcalde, Jordi Mayor antes de asegurar que en septiembre no se retomarán las clases «si no hay un 100% de seguridad para que el curso empiece con garantías».

El director general de Infraestructuras de Educación, Víctor Garcia, también transmitió «tranquilidad y seguridad». Y los técnicos ofrecieron todo tipo de explicaciones. La consellería y el ayuntamiento tramitan ahora una inversión de más de 600.000 euros para una intervención integral en el colegio. El Plan Edificant también contempla actuaciones en el Llopis Marí y la Escolaica.

La asociación de Madres y Padres (AMPA) del colegio San Antonio, que ha sido invitada a visitar otra vez las obras a final de agosto para ver el resultado antes del inicio del curso escolar, celebró ayer que «al final, el edificio será un sitio seguro para nuestros hijos» y que cada vez esté más cerca la rehabilitación integral del edificio, que podría comenzar a finales de diciembre

A este respecto, el AMPA ha solicitado que los barracones se instalen en el aparcamiento del Caminàs, en la plaza Enric Valor, en lugar de en el aparcamiento del conservatorio. En principio, la consellería ha aceptado este cambio, que no supondrá retrasos.

Compartir el artículo

stats