Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueca suple la inacción de los dueños de inmuebles urbanos en estado de ruina

El ayuntamiento ejecuta por primera vez la rehabilitación de casas con riesgo de desprendimientos para responder a las quejas ciudadanas

Una de las intervenciones llevadas a cabo para eliminar riesgos en casas ruinosas. | LEVANTE-EMV

Una de las intervenciones llevadas a cabo para eliminar riesgos en casas ruinosas. | LEVANTE-EMV

Los deprendimientos de cornisas, molduras, balconadas e incluso el riesgo de desplome de algunas casas en ruinas se ha convertido en una amenaza para los viandantes. Conscientes del peligro, muchos gestores públicos han dado un paso al frente para asumir las obras de rehabilitación o el derribo ante la inacción de los propietarios, a quienes después se traslada la factura de los gastos ocasionados. El último ayuntamiento en sumarse a esa estrategia ha sido el de Sueca

La llegada de Fernando Franco a la Concejalía de Urbanismo suecana ha supuesto en punto de inflexión para poner fin a las quejas permanentes que genera el estado de ruina de algunas casas. «Nunca antes ningún gobierno municipal había llevado a cabo, de manera subsidiaria, este tipo de actuaciones urbanísticas tan demandadas por los ciudadanos afectados», remarca el edil.

El ayuntamiento asume subsidiariamente las obras de rehabilitación «ante la pasividad de los propietarios de los inmuebles que presentan estados ruinosos y que suponen un peligro para los vecinos y vecinas».

Este tipo de actuaciones cubren una reivindicación vecinal histórica. «Desde que comenzamos a gobernar en esta legislatura, uno de los objetivos principales era eliminar progresivamente todas esas vallas que se encontraban en muchas aceras y que parecían formar parte ya del mobiliario urbano, algunas permaneciendo en el mismo lugar durante años y años. Por tanto, nos pusimos en marcha en cuanto a los trámites administrativos, que resultan mucho más lentos de lo que nos gustaría, para que esas vallas pasasen a ser historia, solventando los problemas que provocaban que estuvieran en las calles» subrayó ayer el alcalde, Dimas Vázquez.

Hasta el momento ya se ha intervenido en la ronda Cabanyal y en las calles d’Enfront de la Via y Santo Domingo. En este momento se actúa en el antiguo horno del Melino de la calle del Vall, y la Concejalía de Urbanismo tiene previsto iniciar en breve actuaciones en la carretera de Corbera y en las calles Algemesí y Proletariat.

«Estas ejecuciones, que pretenden estabilizar constructivamente o, en su caso, derruir los inmuebles por su peligrosidad, tienen como objetivo velar por la seguridad de la ciudadanía, dando respuesta a la inacción de los propietarios de mantener sus edificaciones en un estado óptimo», ha afirmado Fernando Franco.

Compartir el artículo

stats