Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La UD Alzira presenta unas cuentas de 700.000 € y se libera de las deudas

El club destinará trescientos mil euros a pagar los salarios de los jugadores y otros ciento cuarenta mil a retribuir a los entrenadores

El presidente del club, Juan Antonio Sanjuán, toma la palabra durante la asamblea. | DAVID CHORDÀ

El presidente del club, Juan Antonio Sanjuán, toma la palabra durante la asamblea. | DAVID CHORDÀ

La UD Alzira moverá casi 700.000 euros la próxima temporada. El tesorero, José Manuel Pla, así lo anunció en la asamblea de socios celebrada el miércoles en el Círculo Alzireño. 696.000 euros es la cantidad de ingresos previstos entre el 1r equipo y el fútbol base. Además, a priori se prevé un superávit de 12.000 euros con lo que la temporada sería redonda «si se mantienen los diferentes equipos en sus categorías –la 2ª RFEF y las máximas en fútbol 11».

Respecto a la pasada temporada, en unas cuentas conjuntas «solicitadas por Federación», se presentaron 5.031 euros de superávit, con unos ingresos de 529.000. El coste de la primera plantilla fue de 213.000. Los principales ingresos fueron 84.000 por derechos de formación, especialmente procedentes del traspaso de Josep Martínez de Las Palmas al RB Leipzig u 80.000 de las Federaciones. Las cuentas 2020-21 fueron aprobados por unanimidad. El presupuesto para la 2021-22 desprende que la primera plantilla costará 300.000 euros y 140.000 los entrenadores de la base y el primer equipo. Los arbitrajes ascienden a 55.000. Para hacerle frente, la directiva alzirista cuenta con 130.000 euros por los derechos de formación de Nacho Ferri, traspasado al Eintracht de Frankfurt. Por subvenciones de la Federación dispondrán de 144.000, mientras que por patrocinio y publicidad prevén 60.000 euros más. El patrocinador será Grupo Mazo, que ha querido ejercer un derecho pactado para hacer coincidir el 50 aniversario de la empresa y el centenario del club en 2022.

Otra de las grandes noticias de la asamblea fue que el club ya no tiene deudas que pongan en peligro su continuidad y que, al contrario, ya le permiten recibir todo tipo de subvenciones públicas. Se ha acabado de abonar la deuda con la Seguridad Social y solo queda sufragar el pago acordado por unas sentencias de 1991 y 1994 por impagos a futbolistas que no resulta un problema en el día a día del club.

Nueva residencia

El presidente, Juan Antonio Sanjuán, pidió el apoyo de la afición para doblar o triplicar los abonados de la pasada temporada. «Alzira és blaugrana» es el lema elegido y se ha apostado por rebajar el pase de general a 50 euros con el que el abonado y la pareja verán más de 15 partidos. En estas fechas se han hecho 25 socios más y han aumentado los nuevos abonados.

Los máximos dirigentes azulgranas anunciaron la intención de alquilar un inmueble cerca de Venècia con derecho a compra para crear una residencia para jugadores y las oficinas del club.

Una cantera que alcanza su récord con treinta equipos

El vicepresidente y director del fútbol base, Rafa Asensio, celebró que se hayan cumplido cuatro de los seis objetivos, el ascenso del primer equipo, las permanencias de los Juveniles en División de Honor y Liga Nacional y los ascensos de los equipos C juvenil y cadete a Preferente y Primera Regional, el máximo escalón posible. También anunció que el club alcanzará los 30 equipos –el mayor de su historia-, A y B masculino y femenino, 4 juveniles, 3 cadetes e 4 infantiles (uno femenino), 5 alevines masculinos y uno femenino, 4 benjamines, 3 prebenjamines, un querubín y un prequerubín.

Compartir el artículo

stats