Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las algas acuáticas se extienden y dificultan la navegación en el Xúquer

Xúquer Viu insa a la CHJ

Las plantas acuáticas en el tramo del cauce situado en Algemesí.  | LEVANTE-EMV

Las plantas acuáticas en el tramo del cauce situado en Algemesí. | LEVANTE-EMV

El Xúquer sufre problemas de falta de caudales. En plena época estival se ahondan los tramos de sequía y el nivel del agua es cada vez más bajo. En la medida en que esto ocurre, salen a relucir las plantas acuáticas. En la Ribera, los piragüistas se quejan de que la vegetación les impide navegar y piden que se limpie el río. Sin embargo, los expertos ambientólogos sostienen que estas plantas son necesarias para el buen estado de las aguas.

El Xúquer a su paso por Algemesí. | LEVANTE-EMV

El exceso de algas impide la navegación a los piragüistas de Algemesí. «Desde Algemesí en dirección a Albalat, es donde peor está», localiza Carlos Carrascosa, miembro del Club de Piragüismo Scooter de Algemesí. «No se puede navegar, está lleno de vegetación, de mosquitos y plagas; cuando el nivel de caudal es más bajo, se nota más».

Carrascosa explica que ya llevan años así, sobre todo en la época estival. «Tenemos que apartar con la mano las hierbas para hacer un pasillo y poder pasar con la embarcación», relata en declaraciones a Levante-EMV. Los piragüistas piden que se limpie el río para poder desarrollar su actividad deportiva sin impedimentos.

No es ninguna novedad, se encuentra de manera frecuente. La abundante flora de la que los piragüistas se quejan no son plantas invasoras, se trata de la Potamogeton nodosus, una planta acuática de hoja ancha muy habitual en lagos, acequias, estanques y ríos. La otra planta que también se vislumbra en el Xúquer es la Potamogeton pectinatus, una herbácea que a menudo obstruye muchos ríos, debido a su gran tamaño y capacidad de reproducción que coloniza toda clase de aguas, incluso puede llegar a menguar el caudal del río, necesario para los regantes.

Según explican algunos técnicos consultados, estas plantas no suponen un problema para el medioambiento, al contrario. «Son macrófitos naturales que aportan oxígeno al agua y tienen que estar, su presencia no supone ningún problema al agua; forman parte del ecosistema fluvial y no son perjudiciales para el río».

Desde la plataforma ecologista Xúquer Viu, su portavoz Paco Sanz insta a los afectados a informar a las autoridades de su queja: «Si las plantas dificultan la práctica del piragüismo, los interesados tendrían que dirigirse a la Confederación Hidrográfica del Xúquer para que estudien la situación y ver como se puede hacer compatible este práctica deportiva con la conservación de los ecosistemas».

Cada vez, más cerca del río

En los últimos años, Alzira ha intentado acercar el río a la ciudadanía. Para ello, ha centrado sus esfuerzos en limpiar los bordes del cauce y convertir los alrededores en un paseo. Estas actuaciones han incentivado la utilización cada vez mayor del Xúquer por parte de senderistas y deportistas. Principalmente, los piragüistas son quienes más aprovechan el río.

En una entrevista reciente concedida a este periódico, el relator de la ONU para los derechos humanos en el agua, Pedro Arrojo, vio compatibles estas actividades con el buen estado de salud del río «si se hace bien y con medida». El experto se mostró favorable a recuperar «el aspecto lúdico del río», porque en la medida en que «pasan a ser valorados, los ríos se cuidan más; a menudo, las actividades deportivas en los cauces están vinculadas a gente que ama y cuida la naturaleza».

Compartir el artículo

stats