Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El gobierno de Alzira explota ante conductas incívicas que generan insalubridad

El consistorio reforzará la vigilancia policial en zonas rurales para evitar que prolifere la basura fuera de contenedores como en la umbría de la Murta

El equipo de limpieza recoge la basura abandonada. | LEVANTE-EMV

El equipo de limpieza recoge la basura abandonada. | LEVANTE-EMV

El Ayuntamiento de Alzira explotó ayer ante la reiterada aparición de vertidos incontrolados en forma de basura en el Camí de l’Ombria de la Murta. Según el consistorio, existe un informe del inspector de Sanidad que deplora la insalubridad de la zona. Estas actuaciones de algunos vecinos reciben también la desaprobación de los propietarios de los terrenos donde acaban los residuos.

El concejal de Servicios Urbanos, Fernando Pascual, calificó de «inadmisible» el comportamiento incívico de las personas que no cumplen con las normas de convivencia «y ponen en riesgo la salubridad del vecindario». Pascual resaltó el trabajo diario que realiza el área que dirige «para mantener la ciudad limpia». Además, aseguró que se ha aumentado el número de contenedores en el término municipal. «Tenemos que trabajar entre todos para conseguir una ciudad más limpia», añadió el edil.

El Camí de l’Ombría apareció recientemente repleto de basura, concretamente en el margen izquierdo de la carretera, en un momento en el que se insiste más que nunca a la ciudadanía en no arrojar desechos cerca de lugares naturales ya que incrementa el riesgo de incendio. Las elevadas temperaturas tampoco facilitan que los despojos pasen desapercibidos porque propician su descomposición y la aparición de malos olores e insectos.

Los agentes de la Policía Local que patrullan las zonas rurales «realizarán una vigilancia exhaustiva a partir de ahora en este punto, ya que el problema se ha intensificado en los últimos 15 días», anunció Pascual. El consistorio incidió, además, en que la ordenanza municipal de limpieza urbana describe como vía pública los caminos, las zonas terrosas y otros bienes de uso público. «En su artículo 8, prohíbe tirar y abandonar en la vía pública toda clase de productos que deterioran el aspecto de limpieza. Por ello, se abrirá un expediente sancionador a los infractores», resaltó.

Pascual manifestó su incomprensión hacia una situación que no es «normal». «No corresponde con una actitud asimilable porque», aseguró, «hay contenedores suficientes para que no pase esto». Una afirmación que no comparten algunos de los vecinos, que insisten en la necesidad de ampliarlos. Con todo, la ausencia de contenedores no justifica que se arroje basura en la vía pública. Motivo por el que el ayuntamiento reclamó un mejor comportamiento a los vecinos se empeñan en ensuciar la ciudad y sus zonas rurales.

Compartir el artículo

stats