Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Salud Pública ve imprudente celebrar las Fallas en septiembre

La curva de contagios de Covid comienza a estabilizarse en la comarca, pero las autoridades sanitarias no prevén un descenso que permita estar fuera de una situación de riesgo elevado en las próximas semanas

Una mujer recibe una dosis de la vacuna contra la Covid, en una imagen reciente. | DANIEL TORTAJADA

Una mujer recibe una dosis de la vacuna contra la Covid, en una imagen reciente. | DANIEL TORTAJADA

«Con los últimos datos en la mano, sería desaconsejable e imprudente celebrar las Fallas en septiembre». Es el mensaje que lanzó ayer el Centro de Salud Pública de Alzira. La curva de contagios de Covid empieza a estabilizarse, pero se requeriría un descenso muy pronunciado para que, en las próximas semanas, la situación sanitaria sea óptima. Incluso en ese escenario ideal, tampoco sería recomendable fomentar un excesivo contacto social.

El escenario en estos momentos apunta a una estabilización de la curva de contagios. Todavía se registran incrementos de positivos en algunos municipios mientras que en otros la situación mejora. Alzira es ejemplo de lo primeros y L’Alcúdia, de lo segundo. En la capital de la Ribera Alta, la incidencia acumulada ha aumentado desde los 400 casos por cada cien mil habitantes hasta los 424 tras el fin de semana. En la localidad alcudiana, la tasa cae desde los 476 por cien mil a los 426. En ambos, las variaciones son mínimas, por lo que todo apunta a la llegada de una meseta en la curva que preceda a un descenso.

En un escenario ideal, a medida que avance la vacunación y se reduzcan los contagios, decaerá también la preocupación sobre el impacto de la Covid. Los últimos datos demuestran que con datos similares de positivos a inicios de año, la presión hospitalaria y la mortalidad eran mayores. Pero las autoridades sanitarias insisten, desde hace semanas, en que perder ciertas restricciones no implicaba que el virus hubiese desaparecido. Sobre la vacunación, el Ayuntamiento de Alzira cifró ayer en un 20 % el porcentaje de población que, en estos momentos, no acude a su cita. Si bien es cierto que debe tenerse en cuenta que muchas personas optaron por aplazar la inyección debido a sus vacaciones y otras tantas no podrán recibirla debido a pasar recientemente la enfermedad.

A la espera del Consell

La incertidumbre parece ser el sentimiento que más se asocie a la pandemia. Y de nuevo, vuelve a aflorar con el modificado calendario fallero a la vista. «Si lo mejor para frenar el virus es no juntarse con demasiada gente, no es el momento organizar comidas, cenas, ‘mascletaes’, ni fiestas multitudinarias. La última palabra, no obstante, la tendrá el Consell a mediados de mes, momento en el que se evalúe la evolución y se establezcan las medidas adecuadas», subrayaron fuentes de Salud Pública. En ese contexto, las comisiones falleras dispuestas a celebrar los festejos otean un horizonte con demasiadas incógnitas.

Compartir el artículo

stats