Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Otro hundimiento obliga a cerrar una segunda calle de Carcaixent

La falta de mantenimiento deteriora una vivienda y un almacén abandonados en poco más de una semana

El inmueble situado en la calle Joanot Martorell que ha obligado a cerrar la circulación.  | LEVANTE-EMV

El inmueble situado en la calle Joanot Martorell que ha obligado a cerrar la circulación. | LEVANTE-EMV

El desuso y el abandono han hundido dos inmuebles en Carcaixent. El consistorio ha demolido de oficio esta semana una vivienda abandonada en la calle Santa Bàrbara y ha iniciado el proceso para derrumbar otro inmueble que amenaza en Joanot Martorell. Ayer se abrió de nuevo el tráfico en Santa Bàrbara después de una semana restringido.

Anteayer la Policía Local cortó la calle Joanot Martorell en el tramo entre la Baixada de Balaguer y la calle Boscà, cerca del Conservatori Mestre Vert. El vecindario dio la voz de alarma ante el peligro de desplome de un almacén sin uso en el casco antiguo de Carcaixent. Se había hundido parte de la cubierta, por lo que el consistorio ha iniciado el proceso para derribarlo de urgencia. Su propietario, un particular, no ha actuado pese al requerimiento de la administración.

Desde el ayuntamiento aseguran que la vía pública no se ha visto afectada y que no han habido daños personales, pero las autoridades ruegan «máxima precaución y evitar el paso por las inmediaciones».

«Este caso no es tan grave como el de la casa de Santa Bàrbara», apostilla el concejal de Territorio, Lluís Candel, en declaraciones a Levante-EMV. «Hemos actuado muy rápido para evitar males mayores. El problema es que la falta de mantenimiento de algunos inmuebles y no hacerse responsable de su estado, repercute en situaciones como esta», explica el edil.

Ya es la segunda casa en poco más de una semana que está en riesgo de caerse en Carcaixent. La casa en ruinas ubicada en Santa Bàrbara obligó a cerrar un tramo de la calle al tráfico de vehículos y viandantes. «Por suerte solo ha sido una molestia, no ha conllevado una congestión del tráfico, ya que hay vías paralelas para acceder o salir de la ciudad», confirmó Candel.

Ya han terminado las tareas de recogida de los escombros y desde ayer se puede circular de nuevo por esa calle, uno de los principales accesos al municipio. El consistorio ha remitido el parte de cobro a la empresa propietaria para que sufrague los costes ocasionados al erario municipal.

En el caso del almacén de la calle Joanot Martorell de Carcaixent, la semana que viene se procederá a la demolición. La policía municipal ha vallado la zona para evitar riesgos.

Compartir el artículo

stats