El Ayuntamiento de Cullera cerrará las playas durante la noche para evitar botellones tras detectar una gran afluencia de jóvenes el pasado fin de semana. El consistorio defiende que es una medida que busca garantizar "la seguridad y la salud pública".

Según han explicado hoy fuentes municipales, la decisión se ampara en el aumento de la incidencia acumulada de Covid en la localidad durante las últimas semanas. El ayuntamiento prohibirá "el acceso, la permanencia y la circulación" en todas las playas de Cullera a partir de las 00:30 horas a partir de la próxima madrugada y se reabrirá a las ocho de la mañana. "Se mantendrá en vigor hasta que se adopte un nuevo acuerdo en base a la evolución de la incidencia de Covid".

El alcalde de la ciudad, Jordi Mayor, ha denunciado a través de sus redes sociales la proliferación de botellones en la playa. "Estas imágenes son intolerables después de tantos meses de esfuerzo", ha comentado Mayor sobre una imagen en la que aparecen centenares de jóvenes en la costa sin respetar las medidas contra contagios.