Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La CHJ alega que los análisis en el Barxeta no revelan toxicidad pese a las repetidas quejas

Los agentes ambientales nunca han encontrado la mancha, pero tomaron dos muestras en mayo y julio

La Confederación Hidrográfica del Júcar reveló ayer que los anális realizados en los últimos meses en el Barranco de Barxeta no han detectado contaminación del agua y tampoco se ha producido «en ningún momento una mortandad de peces, moluscos, macrófitos o microcrustáceros» que evidenciara un vertido contaminante y recurrente.

Fuentes de la CHJ reconocieron que, desde el mes de mayo, los agentes medioambientales de la entidad han recibido durante varios fines de semana llamadas de personas vinculadas a asociaciones ecologistas que denunciaban el avistamiento de una mancha oscura «aparentemente ‘muy contaminante’» y que aparece, precisamente, los fines de semana. «Desafortuntamente en ninguno de los desplazamientos de nuestros agentes se ha podido constatar la existencia de ninguna mancha», señalan. No obstante, indican que tanto el 26 de mayo como el 14 de julio -fecha en la que Xúquer Viu alertó de ese fenómeno- se tomaron muestras sin que se haya podido detectar la contaminación.

La CHJ niega que, como señaló el alcalde de Alzira, los análisis hayan detectado contaminación por aguas fecales. «No existen niveles de contaminación vinculados a los indicadores DBO5, DQO o amonio, ni se aprecia toxicidad. Únicamente hemos podido apreciar sólidos, que podrían estar relacionados con la mancha (resuspensión de sedimento), así como nitrógeno inorgánico y fósforo inorgánico, relacionado con la agricultura o adherido a sedimento resuspendido».

Compartir el artículo

stats