Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sueca no olvida la lucha contra el nazismo de Granell y Virtudes Cuevas

Un centenar de personas homenajea a los republicanos españoles que liberaron París y participaron en la resistencia contra el fascismo

Parte de los asistentes al homenaje y, al fondo, las autoridades. | LEVANTE-EMV

El 24 de agosto de 1944 se producía la entrada de las fuerzas aliadas en París y la consiguiente liberación de las tropas nazis. Sueca rindió ayer homenaje a aquellos republicanos que huyeron desde el puerto de Alicante el 28 de marzo de 1939 con destino a Orán en Argelia y que acabaron enrolándose en la conocida como Legión Extranjera. Entre los combatientes que tuvieron la suerte de viajar hacinados en el carguero británico Stanbrook estaba Amadeo Granell Mesado, un valenciano nacido en Burriana y que el destino quiso unir a la ciudad arrocera de la Ribera Baixa. Fue el oficial comandante de la división La Nueve, la compañía blindada que tomó en París el 24 de agosto de 1944 tras liberarla de los nazis. Granell, que fue el primer oficial que entró en el Ayuntamiento de París, fue homenajeado ayer en Sueca en un acto que también ensalzó la figura de Virtudes Cuevas, miembro igualmente de la Legión de Honor, y la de Joaquín Tarín Martínez, superviviente de Mauthausen y vecino de El Perelló.

Trágico final que le unió a Sueca

Un accidente de tráfico, el 12 de mayo de 1972, unió para siempre a Granell con la localidad arrocera de la Ribera Baixa, donde está enterrado bajo una lápida sufragada por el gobierno de Francia. Un tráfico final cuando se dirigía desde Alicante a su Burriana natal. Justamente fue a morir en la ciudad natal de Virtudes Cuevas, conocida en la resistencia como «Madame Carmen», la otra héroe española para los franceses de la liberación, aunque grandes desconocidos para muchos españoles. Los dos coincidieron en la lucha contra el fascismo y los dos se unieron en la hora del adiós.

Merecido homenaje anual

Anualmente, el 24 de agosto, se le rinde un homenaje a Granell a través de republicanos y familiares de quienes consiguieron o no pudieron embarcarse hacia el exilio en los últimos compases de la Guerra Civil y después fueron quienes liberaron París de las fuerzas opresoras.

El acto está organizado por la Coordinadora d’Associacions per la Memoria Democràtica del País Valencià, que aglutina a 50 asociaciones de defensa de los derechos y las libertades. Además, el acto contó con la presencia del director general para la Memoria Histórica, Iñaki Pérez, del alcalde de Sueca, Dimas Vázquez, así como del concejal de Cultura Vladimir Micó. Un centenar de personas de la Ribera, la Costera, Camp de Morvedre, de Alicante, València y Burriana se sumaron a nivel personal y colectivo para rendir homenaje a estos luchadores.

Compartir el artículo

stats