Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Hay padres que compran un patín a su hijo y no saben que no puede llevarlo"

La policía de Castelló organiza una jornada sobre la regulación de los vehículos de movilidad personal que prevé repetir en los centros docentes

Un joven con un patín por Alzira, en una foto de archivo. | V. M. PASTOR

«Hay padres que compran un patín a su hijo y no saben que igual no puede llevarlo porque, según la potencia, en lugar de vehículo de movilidad personal (VMP) puede tener la catalogación de ciclomotor o incluso de motocicleta. Hay un gran desconocimiento». La reflexión la realiza el inspector jefe de la Policía Local de Castelló, Jaume Soler, que acaba de organizar una jornada formativa sobre los patines eléctricos para agentes de policía ante la proliferación de un tipo de vehículo que, según deja entrever, no es un juguete ya que debe compartir la calzada con otros a motor.

«Se trata de un vehículo muy sostenible y muy práctico y cada vez hay más, pero es peligroso para un niño porque en caso de accidente la persona que lo lleva no tiene protección de ningún tipo y es muy probable que derive en lesiones graves», comenta Soler.

El uso de los patines se ha disparado, primero en ciudades grandes, aunque poco a poco también se ha extendido por pueblos pequeños. El jefe de la Policía Local no oculta su preocupación porque, pese a esta proliferación, hay un gran desconocimiento tanto por parte de muchos agentes como de los ciudadanos en general de las normas que regulan el uso de estos VMP. «La velocidad de vehículo de movilidad personal está limitada a entre 6 y 25 km/h, todo lo que no sea eso no es un VMP», comenta Jaume Soler, al tiempo que señala que en determindos modelos se necesita un permiso de conducir.

Soler comentó que, como ya sucede en otros pueblos, tiene previsto elevar al ayuntamiento la propuesta de regular el uso de los patines eléctricos con una ordenanza específica y, después de la jornada de formación dirigida a agentes de la policía local, tanto del municipio como de otros del entorno, también pretende impartir charlas en los colegios y el instituto para que los potenciales usuarios de estos vehículos conozan la normativa. Soler señaló que en Castelló únicamente se han impuesto dos sanciones por el uso indebido de los patines y no se han detectado accidentes aunque se mostró convencido de que, aunque solo sea por estadística, dado el creciente número de VMP, cada vez habrá más.

Dar respuesta a las preguntas más frecuentes

La Policía Local de Castelló ha elaborado un cuadro para dar respuestas a las preguntas más frecuentes en cuanto al uso de los VMP, que en aquellos pueblos donde no cuentan con una ordenanza específica están regulados por el Reglamento General de Circulación. Éste detalla que no hay una edad mínima para utilizar el patín, que no pueden circular por las aceras ni cruzar por un paso de peatones como si de una persona se tratara o la imposibilidad de que dos personas circulen en uno. Desde el punto de vista de los agentes, Soler señala que, a simple vista, pueden generar dudas y hay que revisar las características técnicas para conocer la potencia y si puede llevarlo un menor.

Compartir el artículo

stats