Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS abre hoy la liga ante el potente Noia gallego

El equipo de Braulio Correal afronta la temporada más exigente y atractiva de los últimos veinte años con el reto de mantener la categoría

Un lance del partido de pretemporada contra el Jaén. | LEVANTE-EMV

Casi cinco meses después de la última cita liguera, el Family Cash Alzira FS saltará esta tarde al parqué del pabellón alzireño para iniciar su tercera temporada consecutiva en 2ª División, posiblemente la más exigente y atractiva de las últimas dos décadas. Los de Braulio Correal se estrenarán (19 horas) ante el potente Noia Portus Apostoli gallego, campeón de liga en la temporada anterior y uno de los candidatos a volver a estar arriba esta temporada. Para tratar de conseguir sus primeros puntos, volverá a contar con afición en la grada.

La categoría de «Plata» regresa con fuerza al calendario deportivo. El mercado estival ha sido intenso en la mayoría de equipos, con un gran número de fichajes con experiencia en Primera y renovaciones de internacionales, que incluso se ausentarán en este inicio de liga por la disputa del Mundial de Fútbol Sala en Lituania. Para este curso, la meta del Family Cash Alzira FS seguirá siendo la permanencia en una Segunda División que vuelve al grupo único, esta vez con 18 equipos. Cinco sufrirán la crudeza del descenso a la categoría de bronce.

Los de Correal llegan al inicio con las buenas sensaciones tras vencer a Jimbee Cartagena de Primera en el último test de pretemporada, algo que intentarán traducir en la primera batalla ante Noia, que también ha completado unas buenas semanas preparatorias. Los gallegos llegaron a tierras valencianas ayer para entrenar en horario vespertino y descansar a pocos kilómetros de la capital de Turia.

La afición ha sido y será clave en el proyecto del Family Cash Alzira FS. La competición liguera se despidió del pabellón alzireño con un aforo máximo de 150 personas, con sorteos entre abonados para poder asistir a los partidos. Para este inicio, las restricciones permiten completar la mitad de la capacidad del Palau, hasta un máximo de 1.500 personas. El Family Cash Alzira FS disfrutará del apoyo de la grada desde esta misma jornada para intentar sumar sus primeros puntos en una liga que será larga y atractiva a partes iguales.

Compartir el artículo

stats