Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira retoma el pulso de las fallas año y medio después

La JLF distingue a Rubén Pastor y a David Mercado con su insignia de oro en el primer acto oficial que inicia la cuenta atrás hacia las fiestas

Las falleras mayores y presidentes de las fallas que plantarán en octubre, con Alba y su corte. | JUNTA LOCAL FALLERA

Las falleras mayores y presidentes de las fallas que plantarán en octubre, con Alba y su corte. | JUNTA LOCAL FALLERA

Las fallas de Alzira retomaron el pasado fin de semana el pulso a las fiestas año y medio después de que la eclosión del coronavirus forazara la suspensión de cualquier celebración a la puerta de los festejos de 2020 con el acto de entrega de recompensas, protagonizado por integrantes de las seis comisiones que han decidido plantar los monumentos el próximo mes de octubre, aunque no exclusivamente ya que la Junta Local Fallera había dado la oportunidad a otros veteranos falleros a los que correspondía la distinción en este ejercicio que pudieran participar.

Alba Carrió impone la distinción a Rubén Pastor. | JUNTA LOCAL FALLERA

En un acto en formato reducido por las circunstancias, presidido por la fallera mayor de Alzira, Alba Carrió, la JLF hizo entrega de su insignia de oro honorífica, que como ya adelantó Levante-EMV ha recaído en Rubén Pastor, Policía Local que forma parte de la Comisión de Toponimia del ayuntamiento por suconocimiento de la calles de la ciudad y que ha sido el encargado de delimitar las demaracaciones de callas y plazas entre las 35 comisiones d ela ciudad. Entre sus últimas publaciones, en este mismo periódico, las dedicadas a explicar el motivo de la denominación de las calles y plazas de cada una de las falla de la ciudad.

Si la insignia honorífica pretende reconocer el trabajo de personas ajenas al mundo fallero que colaboran de algún modo con la fiesta, la JLF dispone también de las recompensas propias para reconocer la dedicación de los integrantes de la entidad y, en este caso, la insignia de oro de la JLF ha recaído en David Mercado García.

El acto sirvió para homenajear a los falleros fallecidos durante el último año, a los que la JLF hace entrega a título pósturo de la recompensa superior a la última recibida y, en este caso, se recordó a María Luisa Che Monterri, de Sant Andreu; a Pascual M. Santaeulalia Pastor (Pere Morell), a Rafael Llopis Peris (Plaça Major) y José Luis Sangil Gil (Camí Nou). En todos los casos recibieron la Flama d’Or, Murta i Brillants.

Acto seguido, se entregó esta misma distinción a falleros en activo. Se trata de Chema Pérez Pellicer, Juan José Peris Argente, Bernardo Rosell Ferrandis y Mª Jesús Sifre Clari, de la Plaça Major; Antonio Blasco Palau y Juan José Fernández Boluda, de Camí Nou; José Ferrando Cano y Rafael Pascual Parra, de Pintor Andreu, y Juan Educardo Truell Bresó, de l’Alquenència.

Las intervenciones del presidente de la Junta Local Fallera, Jaume Bohigues, y del concejal de Fiestas, Xavier Pérez, cerraron el acto. Bohigues expresó su agradecimiento a los presidentes y a las comisiones falleras, a la directiva de la propia JLF y al ayuntamiento «que ha luchado a nuestro lado para hacer realidad la semana fallera que pronto celebraremos».

Pintor Andreu también refrenda plantar en octubre

Finalmente seis serán las comisiones alcireñas que participen en las fiestas programadas del 9 al 12 de octubre, ya que la asamblea de la falla Pintor Andreu refrendó el viernes que plantará sus monumentos y tomará parte en las actividades organizadas por la Junta Local Fallera junto a las otras cinco comisiones que ya habían dado su conformidad: las tres de la Sección Especial, El Mercat, Plaça Major y Camí Nou; Sant Andreu y Hernán Cortés. El presidente de la comisión había condicionado la respuesta final a una asamblea presencial que se celebró el viernes.

Compartir el artículo

stats