Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira zanja con el pago de 2,2 millones un litigio de 20 años con el Grupo Suñer

El pacto que desbloquea la urbanización del polígono fracciona los abonos hasta 2023, limita los intereses y permite cobrar 260.000 € de deudas pendientes

Una perspectiva de la Avinguda dels Esports, el sector que urbanizó el Grupo Suñer, en una imagen de ayer. | PASCUAL FANDOS

Una perspectiva de la Avinguda dels Esports, el sector que urbanizó el Grupo Suñer, en una imagen de ayer. | PASCUAL FANDOS

El Ayuntamiento de Alzira ha llegado a un acuerdo con el Grupo Suñer para dar cumplimiento a la sentencia de 2018 que reconoció el derecho de la familia a percibir 2.273.205 euros en concepto de saldo a su favor en el proyecto de reparcelación del sector Carretera de Albalat, cuya aprobación se remonta al año 2001, a través de un convenio que el gobierno municipal someterá a aprobación en el pleno extraordinario convocado para mañana miércoles.

El acuerdo contempla el fraccionamiento del pago en tres anualidades, limita a 50.500 euros el importe de los intereses que la sentencia imponía en base a un calendario de pagos previsto en 2013 que no se cumplió, permite al consistorio recuperar 260.000 euros de deudas por el impago de impuestos municipales del período 2013-2021 y, en última instancia, desbloquea el proyecto de urbanización del polígono industrial de la carretera de Albalat -que se arrastra desde hace más de veinte años- al reconocer definitivamente que las fincas objeto del litigio son de titularidad municipal y se deben utilizar como viales.

El consistorio se vio forzado a retomar la negociación con la familia Suñer tras agotar la vía judicial sin éxito -el Supremo no admitió el último recurso- y después de que el Consell Jurídic Consultiu (CJC) cerrara la puerta al intento de revisar de oficio un convenio firmado en 2013 que contemplaba el pago de 2,2 millones de euros que, además, sirvió de base a al Grupo Suñer para ganar el contencioso. El actual gobierno argumentó en su día que este acuerdo resultaba lesivo para los intereses municipales, si bien el pronunciamiento del CJC frenó la buscada anulación.

La reclamación de estos 2,2 millones se deriva de la ubanización del polígono industrial Carretera de Albalat, que tuvo como precedente el sector de la Avinguda dels Esports, una obra impulsada por el Grupo Suñer a principios de los años noventa como propietario mayoritario de los terrenos en este mismo polígono, adelantándose al proyecto integral que años después tramitaría el ayuntamiento por gestión indirecta, y que continúa pendiente de completar.

Ocupación irregular del terreno

Diferentes empresas del grupo gestionado por los herederos del industrial alcireño Luis Suñer solicitaron al consistorio en septiembre de 2013 el pago de 2,6 millones de euros al estimar que era el saldo a su favor del proyecto de reparcelación y otros 660.572 € en concepto de indemnización por la ocupación irregular de terrenos. La reclamación dio lugar a la firma de un convenio avalado por el servicio de Urbanismo que fijaba un pago de 2,2 millones al considerar que se habían ocupado parcelas del Grupo Suñer de forma irregular, aunque nunca se llegó a hacer efectivo. Unos años después (2017) los empresarios insistieron y, ante la falta de respuesta, interpusieron finalmente un contencioso.

Informes recabados por el ayuntamiento argumentaban que esos mismos terrenos ya habían sido cedidos por el Grupo Suñer como dotacionales cuando tramitó el proyecto de reparcelación voluntaria en el año 1991, aunque nunca se llegaron a inscribir en el registro, por lo que no procedía la compensación reclamada, si bien el grupo empresarial ganó el litigio en los juzgados.

El acuerdo flexibiliza las condiciones de pago del importe que debe afrontar el Ayuntamiento de Alzira, le permite recuperar unas deudas que se arrastraban desde hace años de empresas del grupo pero, sobre todo, permite desbloquear el proyecto de urbanización del polígono Carretera de Albalat, una actuación que lleva camino de eternizarse.

Compartir el artículo

stats