Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cultura autoriza el derribo y reconstrucción con cobre de la cúpula de Sueca dañada

Las obras que arrancarán el miércoles sustituirán las tejas azules de cerámica vidriada por una estructura metálica más ligera de tono verdoso

Recreación virtual de la cúpula con las planchas de cobre que ofrecen un color verdoso. | LEVANTE-EMV

La Conselleria de Cultura ha dado el visto bueno a la propuesta de derribar la hoja exterior de la cúpula de la iglesia de Nuestra Señora de Sales de Sueca para sustituir las tejas de cerámica vidriada y toda la obra de albañilería en la que se abrió una llamativa grieta por una estructura más sencilla de madera hidrófuga y planchas de cobre oxidado (Tecu) y está previsto el próximo miércoles se retomen las obras, según confirmó ayer el arquitecto Luis Cortés, que junto a José Pardo dirige el equipo multidisciplinar que asumió la rehabilitación de la bóveda. La nueva construcción no cambiará la forma de la cúpula, aunque sí el color, ya que el característico azul de la teja de cerámica vidriada se sustituirá por un tono verdoso del cobre oxidado. Este sistema constructivo es similar al utilizado en la iglesia de San Carlos Borromeo de Viena (Austria).

Las intensas lluvias registradas en noviembre del año pasado agravaron una grieta perimetral en la cúpula de la iglesia dedicada a la patrona de Sueca, que se cerró al culto por seguridad al alertar los técnicos del riesgo de desprendimientos. La demolición controlada de un tramo para evitar que un hipotético hundimiento causara daños más graves permitió descubrir no sólo los problemas estructurales que se intuían sino que un mal diseño podía estar en el origen de las sucesivas reparaciones que, a lo largo de la historia, ha sufrido la cúpula.

Las deficiencias detectadas por el equipo técnico provocaron que se descartara la opción inicial de reconstruir la cúpula con teja y ladrillo y, a finales de mayo, la parroquia presentó a los fieles la propuesta de sustituir la cerámica vidriada por unas planchas de cobre oxidado que, por una parte, reduce los costes y, además, al ser un material más ligero, evitará las tensiones que sufre el edificio, facilita el posterior mantenimiento y permitirá erradicar los problemas de humedades que hay en el interior del templo. El proyecto también contempla reforzar la estructura de metal interna.

El Ayuntamiento de Sueca, nada más tener conocimiento de la autorización concedida con Cultura, ha emitido un informe favorable que permitirá que las obras comiencen la próxima semana. Cortés agradeció la celeridad de la corporación. El arquitecto señaló que las obras de demolición y reconstrucción de la cúpula se prolongarán durante cuatro meses y supondrán una inversión próximas a los 450.000 euros que, junto a otras intervenciones en el interior del templo como la restauración de pinturas, elevarán el coste a cerca de 600.000 €.

Compartir el artículo

stats