Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El fiscal reabre la investigación por los episodios de contaminación del Barxeta

Carreres denuncia vertidos de madrugada y aboga por cambiar el sistema de toma de muestras

Confluencia del barranco de Barxeta con el de la Casella, en una imagen de archivo. | PERALES IBORRA

La Fiscalía de Medio Ambiente ha ordenado reabrir la investigación por la contaminación de las aguas del barranco de Barxeta, según reveló ayer el concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alzira, Pep Carreres. La Fiscalía de Alzira archivó en abril una denuncia de Xúquer Viu ya que ni las inspecciones del Seprona ni los análisis encargados por durante la investigación habían revelado vertidos contaminantes. El alcalde de Alzira, Diego Gómez, que el pasado mes de agosto ya alertó de nuevos episodios, insistió ayer en que el problema persiste y se mostró dispuesto a «ir donde tengamos que ir» para evitar vertidos que degradan el Barxeta y que, en última instancia, acaban en el Xúquer.

Carreres detalló que tanto el consistorio como Xúquer Viu están realizando un seguimiento aunque se encuentran con un obstáculo burocrático ya que, según señaló, cualquier muestra de agua se debe tomar en presencia de un agente medioambiental de la Confederación Hidrográfica del Júcar para que tenga validez. El edil alcireño comentó que se han detectado vertidos de madrugada, especialmente durante el fin de semana, aunque mientras se comunica la incidencia a la CHJ y se desplaza al agente medioambiental, la corriente los arrastra. Las gestiones realizadas por el ayuntamiento ante el Fiscal de Medio Ambiente han propiciado que se reabra la investigación, señaló Carreres, que abogó por buscar una fórmula que permita recurrir a análisis independientes para confirmar el origen de la contaminación. En este sentido, apuntó como hipótesis que puede proceder tanto de empresas que no depuran, como de firmas del sector agroalimentario e incluso de residuos domésticos. En este sentido, tanto Carreres como el alcalde recordaron que la conexión de Sant Joanet y Senyera a la depuradora comarcal, que trata las aguas de Carcaixent, Alzira, Castelló y la Pobla Llarga, sigue pendiente: «¿Dónde vierten? Al final, todo viene hacia aquí», comentó el alcalde, que destacó la necesidad de «reciclar las aguas mucho mejor» de lo que se está haciendo.

La CHJ replicó en agosto a las quejas del alcalde que los análisis realizados en los últimos meses, a raíz de avisos recibidos por la presencia de manchas oscuras en el barranco de Barxeta, no habían detectado contaminación en el agua ni tampoco se ha producido en ningún momento una mortandad de peces, moluscos u otras especies que evidenciaran un vertido contaminante y recurrente.

Diego Gómez incidió en que hay una «discrepancia» entre la CHJ y las entidades que denuncian el estado del Barxeta por la metodología que se emplea para tomar las muestras y abogó por buscar fórmulas que permitan la participación de otras entidades -citó como ejemplo a la Universitat Politècnica- convencido de que un ánalisis de estas aguas que ensucian el Barxeta puede permitir identificar la procedencia.

La apuesta del gobierno local para que Alzira viva de cara al Xúquer, y no de espaldas, sube enteros con la invitación para conocer el río desde dentro. «La experiencia de bajar al río o navegar por él es muy diferente a disfrutarlo viéndolo solo desde arriba», comentó ayer el alcalde de Alzira, Diego Gómez, en la presentación del «descens» popular del Xúquer, que se celebrará el próximo domingo 26 de septiembre. La prueba tendrá un carácter lúdico, pero también reivindicativo en favor de la recuperación del río, señaló el concejal de Medio Ambiente, Pep Carreres.

La prueba popular entre Alzira y Algemesí, de aproximadamente 5 kilómetros, se celebrará en paralelo al descenso de carácter competitivo que, en tres etapas, ha organizado el Consorcio de la Ribera para ese mismo fin de semana. El Ayuntamiento de Alzira, no obstante, ha previsto actos complementarios con el mismo objetivo de divulgar los valores del entorno fluvial como el «Home River Bioblitz», un movimiento ciudadano a escala mundial que se centra en el estudio y difusión de la biodiversidad en los ríos. Se trata de una actividad gratuita programada para el sábado 25 en la que unos monitores acompañarán a los participantes en un paseo por el bosque de ribera para dar a conocer de cerca el ecosistema fluvial a través de la flora, la fauna y las amenazas que se ciernen sobre ellos.

Por otra parte, el ayuntamiento abrirá hoy la inscripción para participar en el descenso popular, previsto para un máximo de 80 personas. Se han fijado precios de entre 5 y 10 euros en función de la edad. «Nos crea ilusión esta prueba porque hay una demanda», comentó el alcalde, que espera dar continuidad en los próximos años a este descenso popular, aunque previsiblemente en fechas que garanticen un mayor caudal de agua en el río.

Descenso del río lúdico y reivindicativo

Alzira invita a vivir el Xúquer «desde dentro» en la prueba popular del próximo 26 de septiembre

pascual fandos. Alzira

Compartir el artículo

stats