Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los productores esperan duplicar este año la cosecha de la aceituna

El régimen de lluvias ha favorecido una adecuada evolución del cultivo y la almazara de Turís estima una producción de 2,5 millones de kilos

Descarga de aceitunas en la almazara de Turís en una imagen de una campaña anterior. | VICENT M. PASTOR

La Almazara Molino de Motrotón de Turís se prepara para una campaña importante ya que, salvo imprevisto en forma de adversidad meteorológica, esta cooperativa de segundo grado que agrupa a productores de Montserrat, Montroi, Real, Catadau, Llombai y Yátova, además de Turís, estima que la producción superará este año los 2,5 millones de kilos, un volumen que duplica la cosecha del año anterior.

El régimen de lluvias de los últimos meses se aliado en esta ocasión con el cultivo de la aceituna. «Ha llovido en los momentos clave, justo antes de la floración, en el cuajado y después del cuajado», comenta el gerente de la almazara, Alberto Giménez, que augura una muy buena campaña tanto en cantidad como en calidad, ya que las lluvias también han favorecido que la oliva presente «un buen tamaño», a lo que se une una baja incidencia de la mosca de la aceituna.

De octubre a diciembre

La campaña de recolección en esta zona productora de la Ribera Alta arrancará en aproximadamente un mes, «a mediados o finales de octubre ya que la aceituna todavía está verde», apunta Giménez, y se prolongará prácticamente hasta final de año. La cosecha estimada de 2,5 millones de kilos de aceitunas se traducirá en una producción de medio millón de litros de aceite.

Los campos de olivos de la Vall dels Alcalans y el Marquesat vienen de un campaña media tirando a floja, ya que el año anterior la cosecha gestionada por la almazara de Turís fue de 1,2 millones de kilos. Esta circunstancia junto a las lluvias registradas en los momentos propicios para la adecuada evolución de este cultivo auguran este incremento de producción en la campaña que arrancará el próximo mes de octubre. La aceituna alterna años muy buenos con otros de una producción media e incluso escasa en lo que en el sector se conoce como la vecería del olivo.

«Cuando los olivos cargan, cargan tanto que se agotan para el año siguiente», explica el gerente de la almazara, mientras detalla se deben realizar trabajos de poda para tratar de minimizar este efecto. La Almazara Molino de Motrotón, que agrupa a las siete cooperativas de la zona y admite también la entrada de aceituna de terceros, tuvo en 2015 una cosecha récord de 3,4 millones de kilos por lo que la previsión de este año apunta a una campaña « bastante fuerte» en palabras del propio Alberto Giménez que, no obstante, queda lejos de aquel registro. Según comenta el gerente de la entidad, una campaña media en la cooperativa se sitúa en torno a 1,9 millones de kilos de aceituna.

El 70 % para consumo propio

La almazara de Turís presenta la peculiaridad de que en torno a un 70 % de la producción de aceite la retiran los socios que aportan las aceitunas para consumo propio mientras que el 30 % restante lo comercializa la cooperativa a través de la tienda propia o clientes nacionales y extranjeros. Aproximadamente la mitad de esa producción se destina a los Países Bajos, aunque la entidad busca abrir nuevos mercados en otros países de Europa dada la elevada competencia que hay en España y, en estos momentos, centra sus esfuerzos en encontrar un nicho de mercado en Suiza.

«Como en España hay tantos tipos y tantas clases de aceites, el futuro está en sacar el aceite fuera», explica Alberto Giménez, que advierte de que en el sector no es frecuente la gran cantidad de litros que, en este caso, el socio retira para consumo familiar.

Compartir el artículo

stats